Por Teresa Hechem
10 noviembre, 2015

«Soy cristiana. No pienso que los vasos rojos sean ofensivos. Y no me importa si me dices Felices Fiestas. Me ofende que esto sea un tema».

Ya les contamos sobre la polémica que se ha generado en torno a los vasos rojos que lanzó Starbucks para celebrar las fiestas de fin de año. Algunos cristianos se enojaron muchísimo con la compañía porque ésta lanzó diseños simples y eliminó los copos de nieve, Santas o la frase Feliz Navidad. Hubo algunos que incluso dijeron que este hecho «niega la esperanza de Jesucristo y su poderosa historia en esta época del año». 

Al parecer hay bastante gente molesta, pero a juzgar por las redes sociales son más los cristianos que realmente no les importa en absoluto esta discusión que quienes se han molestado por un simple vaso. Compruébalo tú mismo:

1.

Querido Starbucks, como cristiana no me importa cómo luzcan sus vasos. Sólo necesito que tu gente entienda lo que significa poco hielo. Con amor, Jackie. 


2.

Hablando como cristiano, no me importa lo que Starbucks ponga en sus vasos. Si quiero un Starbucks, lo tendré. Si no, no. Simple.


3.

Estoy enfadada de que por un «cristiano» que le haya molestado los vasos de Starbucks, se realice una generalización de todos nosotros, que realmente no nos importa. 


4.

Como cristiano, déjenme compartirles un secreto: No nos importan los vasos de Starbucks. Pero, nada. En serio.


5.

Como cristiano, no me importa el color del vaso que use Starbucks o si tiene copos de nieve. Me importa que el café sea caliente y delicioso. 


6.

No entiendo por qué los cristianos están discutiendo por los vasos de Starbucks. No lo entiendo para nada. ¡Yo soy cristiano y no me importa!


7.

A esta cristiana no le podría importar menos lo que una cadena de café ponga o no en sus vasos. No necesito a Starbucks para guiar mi fe. 


8.

Soy cristiana. No pienso que los vasos rojos sean ofensivos. Y no me importa si me dices Felices Fiestas. Me ofende que esto sea un tema. 


9.

Como cristiano no me podría importar menos este problema con los vasos rojos de Starbucks. Si esto es tan importante, no vayas y compra un trago! jajaj. 


10.

Soy cristiana. Por favor no asuman que todos los cristianos se preocupan del vaso rojo porque no es así. Siempre hay un estúpido en cada fe. 


11.


12.

Querido Starbucks, como cristiana, estoy ahí por su delicioso café. No me importa cómo luce el vaso. 


13.

Si eres un cristiano que realmente está preocupado por los vasos rojos de Starbucks, no estoy segura de que entiendas a Cristo. Jesús no necesita vasos de café. 


14.

Que se sepa que mi fe cristiana NO se afecta por la presencia o ausencia de un «Feliz Navidad» en un vaso rojo de Starbucks. 


15.


16.


17.

Gracias Starbucks por celebrar esta época con un vaso rojo. Como cristiana puedo decir que yo voy a tomar su café y no me importa un vaso. 


18.

No creo que a una persona cristiana de verdad con valores religiosos honestos le importe cómo Starbucks diseñe su vaso. 


19.

Soy cristiana y me encanta Starbucks. Honestamente no me importan los vasos siempre cuando tenga mi café. 


20.

Soy muy muy cristiana y realmente no me importa que Starbucks haya sacado los copos de nieve de sus vasos jajaja. 

¿Qué piensas tú?

Puede interesarte