Por Raúl Cobo
25 octubre, 2016

Admite que has dicho unas cuantas… ¡malévolo!

Cuando se trata de criar a un hijo, hay diferentes formas y mecanismos. Bien puedes ser uno de esos padres del estilo «La vida es Bella» y decirle a los niños que el mundo es un lugar maravilloso donde todo es posibles y las cosas malas no existen. O sino, puedes hacerlo como mis padres, quienes desde muy temprana edad me enseñaron estas 25 cosas que me hacen llorar hasta el día de hoy.

1. No existe una Escuela de Magos (certificada) en ninguna parte del mundo


2. La historia sin fin… tiene un fin


3. Los gatos no tienen 7 vidas


4. Tu abuelita en algún momento de su vida tuvo sexo

 


5. La gente no cambia


6. Es imposible alcanzar la paz mundial


7. La parte azul de la goma, no era para borrar la tinta


8. Los ratones no son tan adorables como ese que viene a dejarte dinero cuando se te cae un diente


9. No eres más especial que tus compañeros de escuela


10. Las vacas no son felices cuando dan leche


11. Si haces un hoyo en la arena, no llegarás a China


12. Los papás sí tienen un hijo favorito


13. Las mascotas se mueren


14. Si te comes una pepa de sandía, no crecerá un árbol en tu estómago


15. No, no eres bonito


16. Tus regalos del día del padre o la madre son completamente inútiles


17. Lo único que hiciste en la obra de teatro de tu escuela fue estar parado y no decir nada


18. Papá Noel es una creación de Coca Cola


19. Lo que pasa en el Rey León, pasa en la vida real


20. Las princesas actuales, no se visten como princesas


21. No existe un mercado de mamás donde puedas reemplazar a la tuya


22. No es que seas más creativo, eres más flojo


23. No existe Peter Pan ni Neverland, lo más parecido era Michael Jackson


24. Las Kardashian existen


25.  Algún día te vas a enamorar

Puede interesarte