Por Sole Ramírez
8 septiembre, 2016

Has perdido tu tiempo durante todos estos años.

No es una locura pensar que a veces el hilo dental puede hacernos daño en los espacios en que nuestros dientes están extremadamente unidos. Recientemente, el profesor Damien Walmsley, científico de la Asociación Británica Dental, confirmó que su uso no es realmente obligatorio. Al parecer, no hay suficientes argumentos que validen que el hilo dental marca una diferencia en la higiene bucal a menos que el espacio entre tus dientes sea extremadamente pequeño. Además, si las pequeñas hebras de un cepillo de dientes no logran eliminar lo que queda más escondido, el hilo dental podría hacerlo, pero al mismo tiempo es muy difícil que penetre en ese espacio tan reducido entre los dientes sin hacer daño. 

Walmsley confirmó además que la mejor forma de reducir las posibilidades de contraer alguna enfermedad dental es lavar los dientes al menos dos veces al día, ir regularmente al dentista, y reducir el consumo de azúcar al mínimo.

Para llegar a esta conclusión se compararon 25 estudios en los que confirmaron que la diferencia entre la higiene bucal con o sin el uso de hilo dental es mínima.

¡Que alguien nos devuelva el tiempo que perdimos!

Puede interesarte