Por Teresa Hechem
2 abril, 2015

¡Qué desagradables son algunos posts!

Facebook es una red social, y por lo tanto, sirve para interactuar con los demás. Todo lo que compartes en Facebook puede generar reacciones entre tus amigos y no tan amigos. Muchas más de las que esperas. Pero tranquilo, porque si posteaste algo que ahora no te parece divertido, inteligente o relevante, simplemente puedes eliminarlo.

Aquí te decimos lo que no debes publicar, si quieres evitar que te bloqueen en Facebook:

1. No seas un fastidio en las fechas conmemorativas

largeWeHeartit

Facebook es una comunidad. Tus conexiones, sean amigos cercanos o casi extraños, leen tus posts cuando revisan su página de inicio. Si estás teniendo un mal día, ellos simpatizarán. Si tienes algo que celebrar, ellos te felicitarán. Pero, cuando compartes una foto te comprometes mucho más que con cualquier otra cosa que publiques.

Piensa con cuidado cuando publiques cosas que deprimirán o insultarán al resto. Si no te gusta el Día de la Madre, lo mejor que puedes hacer es que simplemente no inicies sesión ese día del año.


2. No te creas doctor

superthumbWeHeartit

Me molesta cuando la gente -que no es doctor, enfermero- escriba acerca de los peligros de la medicina convencional y sus tratamientos con links hacia artículos sobre los efectos milagrosos de los batidos de vegetales o nueces que sirven para tratar desde enfermedades mentales hasta las terminales.

Es irresponsable prescribir curas de alimentos e insultante decirle a quienes se medican, para tratar enfermedades, que lo están haciendo mal. Y para quienes ven estos post, posiblemente les cree un sentimiento de miedo e incertidumbre acerca de sus decisiones.


3. No publiques para que te halaguen

superthumbWeHeartit

Seguramente conoces este tipo de posts y tampoco te gustan:

«Ay, no sé si ir a un crucero en el Mediterráneo o a un resort en el Cabo. ¡Son bienvenidos los consejos!»

«Mi bandeja de entrada está tan llena de emails que no tendré tiempo de revisarlos todos. Estoy tan ocupado»

Deténte. Solo deténte. Si tienes buenas noticias que compartir, publícalas. Pero, no generes posts para que tus amigos tengan que recordarte lo genial que eres. Ellos lo harán de todas formas sin la publicación de estos comentarios.


4. No cuentes cosas a medias

largeWeHeartit

Te deben de sonar familiares estas publicaciones:

«No puedo creer que mi amigo me trató de esa manera. Lección aprendida»

«Este es el mejor día de mi vida! ¡Mi vida no será la misma desde ahora en adelante»!

A ver…O nos cuentan o no nos cuentan. Lo único que estás logrando con estas publicaciones es manipular a tus amigos de Facebook para que te pregunten: «¿Por qué? ¿Qué pasó? ¿Estás bien? ¿Cuáles son las buenas noticias?». Si les vas a contar de todas maneras, entonces solo dilo. Si no les vas a contar lo que pasó, entonces no publiques estos mensajes a medias.

Piénsalo de esta manera: ¿Llamarías a tu amigo para decirle que recibiste las mejores noticias de tu vida y luego le cortas el teléfono? Facebook es más que un lugar para ti mismo. Si quieres desahogarte está bien, pero recuerda que en esta plataforma, otros leen tus publicaciones y reaccionan ante éstas. Es una comunidad. Piensa lo que dices y considera si le dirías eso a más de 500 personas de frente. No están contando tus cosas en una pieza vacía, sino que estás compartiéndolas a toda una red de contactos.

Sé igual de considerado con tus conexiones virtuales que con tus conexiones en la vida real.

Visto en TheHuffingtonPost

Puede interesarte