Por Ignacio Rojas
18 mayo, 2015

Consejos útiles para cuidar tu cuerpo. 

Los hematomas son causados debido a la acumulación de sangre, como consecuencia de una hemorragia interna. Son muy comunes… Todos tuvimos que lidiar alguna vez con las marcas en nuestras rodillas cuando aprendíamos a andar en bicicleta. Lo que sucede es que los vasos capilares se rompen, pero no así la piel, entonces la sangre queda atrapada y se debe esperar a que desaparezca el rastro. Con estos métodos puedes hacer que ese proceso sea más rápido:

1. Masajea el hematoma y el área a su alrededor

large
Adilene Vega Narez

Haz esto varias veces al día, partiendo el día siguiente de que ocurra el hemotoma. Te será útil para que la sangre circule y de a poco el proceso linfático en esa zona vaya volviendo a la normalidad. Ten en cuenta que no debes aplicar demasiada presión y tampoco debería ser doloroso; regúlate según lo que vayas sintiendo.


2. Expónlo a la luz solar

large
@marija_nikolic_148

Los rayos ultravioletas romperán los enlaces de la hemoglobina, la cual causa el color amarillento del hematoma. De ser posible, aplica bloqueador solar el área afectada y deja que la luz del sol vaya haciendo efecto. Esto mejorará considerablemente el color de la piel, más aún si logras darle de 10 a 15 minutos de exposición cada día.


3. Frótalo con vinagre

large
@poxalivsss

Si es un caso un poco más grave, mezcla un poco de vinagre con algo de agua tibia. Moja una toalla y frótala son suavidad sobre el hematoma. El vinagre aumentará la circulación sanguínea en el área, por lo que probablemente ayude a disipar el coágulo.


4. Aplica calor

large-3 17.05.48
@mikkzy

Este punto solo es necesario en el caso de que el hematoma cause dolor o picazón. Eleva la zona afectada, colocándola sobre una almohada. Usa una compresa reutilizable, de esas que pueden calentarse en el microondas, para aplicar calor sobre el hematoma  por un par de minutos. El calor húmedo es mejor que el seco, por lo que no se recomienda usar dispositivos eléctricos.

¿Lo ves? Consejos muy simples para que la piel vuelva a su estado natural.

Puede interesarte