Por María Gana
18 abril, 2015

Eso se llama empatía.

Danny tiene 6 años y suele vestirse con traje, corbata y sombrero. Es un niño bastante especial, muy querido por el equipo de fútbol en el que juega su hermano, Timothy. Pero Danny tiene apraxia, un problema motor que le dificulta mucho hablar, y los niños de la escuela suelen burlarse de él. Entonces, cuando el equipo de fútbol decidió utilizar traje para cubrir sus espaldas y demostrarle apoyo, todos se emocionaron:

Al parecer, la medida funcionó. Porque Danny ya no teme caminar solo por la escuela. El delicado gesto de sus amigos lo ha hecho popular, y aunque ellos volvieron a su vestimenta cotidiana, él hoy usa sus trajes con orgullo:

Screen-Shot-2014-05-09-at-11.04.24-AM-750x422

Emocionante, verdad?