¿Te atreverías a visitar alguna de ellas?

La escritora Aude de Tocqueville es apasionada de las ciudades, pero no de las grandes urbes llenas de luces, gente, autos y vida, sino las que se quedaron sin nada ni nadie, y ahora más bien viven en el recuerdo de lo que fueron algún día. La escritora visitó muchas de ellas, casi todas abandonadas y en el libro Atlas de las ciudades perdidas narra la desolada realidad de las ciudades que alguna vez estuvieron vivas.

En su libro escrito con poemas, se recogen las historias de sitios que están en pausa, y que sólo reviven cuando son visitados por los viajeros.

Estas son 5 sitios tomadss del libro de Aude. Algunas son antiguas ciudades y otras fueron abandonadas durante las últimas décadas pero, en su mayoría, son casi lugares fantasma. 

1. Kantubek, Uzbekistán

zaban 2
Fuente

“Fruto de la paranoia estalinista y de la Guerra Fría, esta población, que nunca llegó a contar más de 1,500 habitantes, fue el corazón de un inmenso centro de investigación en el que el gobierno soviético elaboraba y probaba sus programas de armas biológicas”.

El árido cima y las altas temperaturas impidieron que los microorganismos peligrosos se diseminaran. Se produjeron varios incidentes ambientales y no quedó más opción que evacuar la ciudad en 1992.


2. Centralia, Estados Unidos

zaban 5
Cordon Corbis

Este era un pueblo minero que vio su fin en 1962. Un grupo de trabajadores municipales quemaron basura cerca del cementerio del lugar. El fuego se salió de control y se propagó por la zona, hasta llegar a una mina de carbón. Desde entonces, Centralia está sobre brasas eternas que humean, tienen mal olor, y producen derrumbes y grietas en el suelo.

En 1981 las autoridades evacuaron el pueblo luego de que un niño estuvo a punto de caer por una de las aberturas, que parecen la boca del infierno. En 2002 se anuló el código postal del pueblo.


3. Jeoffrécourt, Francia

zaban 1
Fuente

Es una ciudad que no existe como tal, sino que fue creada virtualmente con el fin exclusivo de hacer maniobras militares de guerra urbana, simulando los enfrentamientos que muy probablemente transcurrirán en el futuro. Fue construida dentro del campo militar Sissone, y la renombraron como Centro de Entrenamiento en Zona Urbana (Cenzub).

Simula ser un sitio que, incluso, cuenta con un lugar de culto, que bien podría ser una iglesia o una mezquita. No alberga a habitantes reales, sino que anualmente a 10 mil reclutas y 200 soldados para representar a los civiles, guerrilleros y a las tropas enemigas. 


4. Prípiat, Ucrania

zaban 4
Fuente

Fue construida en 1960 para albergar a los trabajadores de la estación energética de Chernóbil, ubicada a 3 kilómetros de distancia, quienes vivían en condiciones de comodidad envidiables a diferencia del resto de la población de la Unión Soviética. Fue la principal víctima de la explosión nuclear, ocurrida el 26 de abril de 1986. 

Al día siguiente del accidente, los 50 mil habitantes fueron evacuados en 1,225 autobuses, en una fila que medía 20 kilómetros. Nadie podía llevar pertenencias, ya que les aseguraron que regresarían en 3 días, mas nunca volvieron.

En 2011, se permitió el acceso a turistas, quienes pueden encontrar las cosas tal y como las dejaron los habitantes que salieron de prisa. La URRS se derrumbó 3 años después.


5. Seseña, España

zaban 3
Fuente

Es una ciudad cercana a Madrid, que fue construida por Paco el Pocero, que en sus inicios se dedicaba a limpiar y destapar tuberías. Levantó este complejo habitacional de 13 mil 500 viviendas para acoger a 40 mil personas que no encontraban un sitio dónde vivir, debido a los altos precios de los inmuebles.

Cuando se habían construido la mitad de las viviendas, había sólo 4 mil personas interesadas en ellas. Después, la obra se detuvo y nunca más se retomó. El «Manhattan de Seseña» es un recordatorio del irracional derroche y opulencia española.

¿Cuál de estos lugares abandonados te atreverías a visitar?

Puede interesarte