Por Ghalia Naim
9 septiembre, 2016

Do puedo despidad.

Vivir con los senos de la nariz obstruidos no es para nada una situación divertida y mucho menos cómoda. Las personas que sufren de esto tienen que llevar un pañuelo a todas partes y además hacer ruidos extraños cuando ya no pueden respirar. Las causas de la congestión nasal pueden variar muchísimo, desde alergias, resfríos, cambios de temperatura, polvo, sinusitis, etc.

Los senos nasales son muy delicados y con la acumulación de mucosidad infecciosa comienzan a irritarse, ¿cuál sería la solución?

No existe una solución definitiva para la congestión nasal o la sinusitis. La primera se trata con antibióticos y hiervas naturales, y la segunda con cirugía en los casos más extremos. De todas formas, para ayudar a disminuir el problema, existen varias cosas que puedes hacer:

1.Vinagre de manzana

beneficios-del-vinagre-de-manzana-en-ayunas-1
istock

Coloca 2 cucharadas de vinagre concentrado y un poco de miel en 6 onzas de agua, y bébela 3 veces al día durante una semana. El vinagre es un desinfectante natural y ayuda a ablandar el moquillo dentro de los senos nasales. También puedes aplicar un poco dentro de la nariz una vez al día.


2. Semilla de pomelo

esencia-aromatica-de-pomelo-rosado
granvelada

El extracto de esta semilla tiene propiedades antibióticas naturales. Lo que debes hacer es colocarlo en un spray nasal y aplicarlo 2 veces al día. Ten cuidado con sobre pasarte, podrías aumentar la irritación.


3. Sal marina

beneficios-propiedades-sal-marina-1
comeconsalud

¿No te ha pasado que cuando te bañas en el mar los moquillos comienzan a invadirte? Bueno, eso sucede por la sal que se encuentra en el agua del mar está llena de minerales, nutrientes que son capaces de aflojar la mucosa. El yodo, sobre todo, es uno de los grandes tratamientos para la sinusitis crónica o la simple congestión nasal.

Si no puedes ir a la playa, compra sal marina y coloca una cucharada en un vaso de agua caliente. Espera a que enfríe un poco y aplícala con un spray.


4. Rábano

beneficios-del-rabano-1
shutterstock

El rábano es un gran aliado para combatir este mal, pero se debe aplicar con mesura ya que es bastante fuerte. Pica un poco de este vegetal en diminutos cuadritos y aplástalo un poco (no demasiado), la idea es que conserve su jugo. Luego mézclalo con unas gotas de limón y aplícalo con tu mano dentro de las fosas nasales.

Es posible que te produzca lagrimeo y picazón, así que solo lo debes dejar un rato.


5. La acupresión

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-4-07-02-p-m
endimages

Es una técnica muy efectiva que consiste en la presión de ciertos puntos del cuerpo con la yema de los dedos y se realiza máximo 3 veces al día.

  • Comienza masajeando suavemente los lóbulos de las orejas unas 1o veces.
  • Presiona detrás del lóbulo, en la parte inferior, específicamente en el cartílago, unas 10 veces.
  • Presiona durante 1 minuto encima del puente de la nariz, entre ceja y ceja.
  • Ahora, alinea tus dedos en las mejillas, justo debajo de la pupila y presiona hacia arriba una 10 veces.
  • Finalmente, coloca las yemas de los dedos al inferior de las fosas nasales y empuja suavemente 10 veces con un movimiento de rotación.

¿Te gustaron los consejos?

Te puede interesar