Por Ghalia Naim
30 agosto, 2016

Porque no todo es bueno o malo.

Las polémicas y opiniones en torno al consumo de marihuana son muchas. Se discute la veracidad de sus efectos positivos en el tratamiento de enfermedades y el efecto que tendría su legalización en la sociedad.

Más allá de si estamos de acuerdo o no, los expertos coinciden en que la planta tiene diversas propiedades medicinales y que su consumo no representa riesgos, no obstante, ¿se podría fumar o beber todos los días? 

1. No crea dependencia

Tumblr
Tumblr

Consumir marihuana no crea grandes dependencias, pero sí contiene compuestos que la hacen adictiva en pequeña escala. Una persona que fume tabaco de marihuana o beba un té no va a sufrir de drogadicción ni mucho menos, pero definitivamente le va a costar dejarla por cuestiones de costumbre.

Es una planta medicinal y, por ende, tiene efectos en la mente y cuerpo de quienes la consumen.


2. Es más saludable que el tabaco

tumblr_static_perro-cigarro
Tumblr

Un estudio de la Universidad de California demostró que si bien la marihuana es menos dañina que el tabaco, la cantidad influye abismalmente; no tiene el mismo efecto un gramo de marihuana que uno de tabaco.


3. Alivia los dolores

Medicaltur
Medicaltur

No solo ayuda a aliviar los dolores musculares y a relajar la mente, también es usada en tratamientos contra el cáncer. El THC, ingrediente activo de la hierba, reduce el crecimiento de tumores. Sin embargo, no es considerada como una real cura o tratamiento ante cualquier enfermedad, solo forma parte de un complemento.


4. Perjudica la mente

Un estudio de la universidad de Bristol reveló que el consumo de cannabis es positivo para relajar las redes cerebrales, no obstante, el uso prolongado tiene efectos perjudiciales sobre la memoria y la cognición ya que contribuye al deterioro de las redes cerebrales.


5. Tiene efectos secundarios

Tumblr
Tumblr

Como toda planta con propiedades medicinales, es posible que tenga efectos secundarios inmediatos en ciertas personas. Por lo general estos síntomas son náuseas, vómitos, indigestión o bajas de presión, todo de forma leve y por algunas horas.

Los expertos no han encontrado respuestas claras a qué se debe su rechazo, pero coinciden en que el THC puede causar descompensación algunas veces.


6. No produce reacciones violentas

Img
Img

Los casos de reacciones violentas ante su consumo son contadas, más bien los compuestos del cannabis ejercen efectos de relajación en todos los músculos, incluyendo el cerebro. Los científicos explican que la razón por la cual alguien pudiese reaccionar de modo agresivo se debe a un mecanismo de defensa que el mismo cerebro produce hacia una sensación desconocida.


7. No se debe fumar durante el embarazo

839f9640188e0c6cc1ec483a9073403f
Pinterest

Ni fumar, beber o comer. Las propiedades positivas del cannabis no resultan serlo para un feto en formación. Los músculos y órganos de la criatura se encuentran en pleno desarrollo y, al igual que cualquier otra sustancia fuerte como el alcohol, puede producirle graves consecuencias.


8. No es recomendable antes de los 20

54dc27e040559_-_sev-smoking-weed-lgn
Seventeen

Lamentablemente en la sociedad esta sugerencia no es tomada en cuenta, y es que hasta los 20 años nuestro cerebro termina en definitiva su crecimiento. El cannabis y otras sustancias que influyan en la naturaleza de los músculos puede causar daños si se consume con demasiada continuidad. El cerebro, por ejemplo, podría perder capacidad de conexión.

El consumo de cualquier sustancia en exceso, por muy genial que sea, tendrá efectos negativos a largo plazo. Lo mejor, es ser responsable.

Puede interesarte