Por María Gana
6 febrero, 2015

Siempre pensé que esto era una excusa de mi madre para obligarme a consumir sopa o vitamina C…

Cuando se trata de remedios caseros, todos tienen algo que aportar. Mi abuela solía decir que dormir con un pañuelo de seda atado al cuello eliminaba de un día para otro el desagradable dolor de garganta (aunque claro, yo nunca tuve uno de seda natural). Puede que haya mucho de mitología en todo esto, pero lo cierto es que algunos de estos consejos realmente funcionan! Aquí la ciencia te demuestra porqué:

httpv://youtu.be/H33IAU_l1uw

Original

Puede interesarte