Por César Ruiz
1 junio, 2016

“Yo jamás oculté que tenía a mi hija”.

Tamara Fernández había conseguido un gran logro. Ella es modelo y se convirtió en Reina Miss Mundo en Neuquén, Argentina. Este es un importante paso en la búsqueda de ser representante nacional posteriormente. Sin embargo, poco le duró el gusto y todo su trabajo se vino abajo por una razón que muchos tachan de discriminatoria.

Un día después le informaron que había perdido el trono por tener una hija de dos años, lo que va en contra de las reglas.

Facebook
Facebook

Las otras concursantes fueron quienes la denunciaron. Lo extraño es que ella nunca negó ser mamá. Hasta en su inscripción avisó.

Molesta, la mujer de 24 años usó su cuenta de Facebook para dar a conocer su historia, la cual se hizo viral y logró que el organizador le llamara para recuperar su corona. Ella no sabe si va a aceptarla, según dijo al diario Clarín.

“Yo jamás oculté que tenía a mi hija. Después me explicaron que iba contra el reglamento y que no estaban al tanto en Neuquén. No estoy segura de seguir con el concurso porque creo que podrían volver a sacarme en Buenos Aires debido a este mismo motivo. Estoy esperando que los organizadores locales me firmen un documento donde quede certificado que no es un impedimento”.

Facebook
Facebook

De manera increíble, otras modelos usaron las redes sociales para agredirla por ser madre. “Da bronca que discriminen por eso”, dijo.

Gracias a este caso, algunas candidatas más también expusieron su molestia en redes pero contra la regulación de este tipo de concursos. Igual se sumó, Patricio Peña, pareja de Tamara, quien declaró que en muchos casos, las modelos ganadoras reciben un salario del municipio pero quedan impedidas de ejercer otros trabajos o tener una vida normal.

“No pueden salir, beber y tener gestos de afecto con parientes o novios. Y no podés trabajar ni de promotora”.

-Peña-

 

Facebook
Facebook

Tamara, quien tiene su propia agencia de modelaje, contó que apenas le avisaron de su salida, su fotografía apareció del sitio web del concurso y le cancelaron todas las entrevistas. También le prohibieron subir fotos con la corona o iniciarían acciones legales.

Facebook
Facebook

Aunque los organizadores se arrepintieron, ahora ella no está segura de volver a participar. Todo por una de las tantas reglas absurdas de los concursos de belleza.

Te puede interesar