Por Francisco Armanet
3 junio, 2016

Una pesadilla.

Tras pasar 8 meses encerrada en una pieza junto a su hijo de dos años, donde sus suegros la mantenían secuestrada, una joven mujer de 21 años logró escapar y hacer inmediatamente la denuncia en la Comisaría de la Mujer del Distrito, San Pedro, Argentina. Es terrible, pero real.

Al llegar a la comisaría, luego de una pesadilla que duró más de medio año, la joven narró que el motivo por el que sus propios suegros la mantenían cautiva, era para que ella visitara a su esposo que estaba en la cárcel.

“Me obligaban a ir a verlo a la cárcel y a tener sexo con él durante las visitas conyugales, en una de esas ocasiones quedé embarazada”, señaló la joven.

El lugar donde estaba secuestrada era una casucha dentro de un criadero de cerdos, con paredes de chapa, techo de lona y piso de tierra. Solamente había una ventana de madera que no se podía abrir porque estaba trabada con clavos. Los hacían dormir en un colchón en el piso.

Al escuchar la denuncia, el fiscal Marcelo Manso dio una orden de allanamiento. La policía partió rápidamente y cuando llegaron a la casa, encontraron a otras 5 personas secuestradas, de 14, 11 y 4 años,  además del hijo de la denunciante (2), y una joven de 18. 

Además, el comisario Walter Iguiñez señaló que el hombre que tenía secuestrada a la joven, había cumplido una condena de 6 años por dispararle a una persona.

“La ultima parte tuvo prisión domiciliaria, pero ya cumplió su condena. Lo que se sabe es que en el pueblo no tenía buenas referencias de los vecinos y muchas veces hubo quejas en el municipio contra él”.

 -Comisario Walter Iguiñez a TN-

Te puede interesar