Por Ignacio Rojas
26 diciembre, 2014

Chris Tack hizo siete viajes a fundaciones de caridad para deshacerse de sus cosas, antes de mudarse a la casa de 13 metros cuadrados, que él y su esposa Malissa Tack diseñaron y crearon. Construido sobre una plataforma del remolque y aparcado en Snohomish, Washington, la casa tiene más que suficiente espacio para ellos, dice la pareja. Y una de las ventajas de una casa sobre ruedas, es que siempre se puede mover.

httpv://youtu.be/bDNkkddtFIs

Original

Puede interesarte