Por Felipe Carmona
5 febrero, 2016

¿Podría tratarse esto de una conspiración o es otra teoría más de internet?

En su momento fue la gripe porcina, después fue el virus del Ébola y, antes, fueron muchas otras enfermedades. Pero hoy, la pandemia que nos tiene a todos vueltos locos es el Zika. El virus que comenzó a propagarse en Brasil y que, poco a poco, invadió a todo el continente americano y por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya declaró una emergencia sanitaria mundial.

Según la OMS, el virus del Zika es el principal sospechoso del alza de las malformaciones congénitas en América Latina.

Thinkstock
Thinkstock

Aunque no lo creas, el virus del Zika no es nuevo, fue descubierto en Uganda el año 1947. Pero lo que es más impactante es que, el mismo año, fue patentado por la Fundación Rockefeller –sospechoso, ¿no?- que pertenece a la famosa familia de magnates que, por años, ha financiado la investigación científica en eugenesia.

La fundación, que investiga métodos de anticonceptivos y de control de fertilidad ha llegado a promover la esterilización masiva en el Tercer Mundo

ATCC
ATCC

Según los informes anuales de la Fundación Rockefeller, desde 1968 se reportan proyectos que desarrollan vacunas «antifertilidad» para implementarse masivamente.

Por eso, no deja de llamar la atención que, aunque el virus esté en un laboratorio para estudiarse, sea una de las familias más poderosas de la historia, que además es de las más interesadas en la eugenesia y reducción poblacional con fines ecológicos, la que haya patentado.

Varios conocedores del tema declaran que el virus descubierto en el siglo pasado no es exactamente el mismo del que hablamos hoy, exactamente. Explican que ha mutado mucho desde su hallazgo y que eso se demuestra en el modo en que se transmite y la manera en que ataca y daña el desarrollo de los fetos en gestación.

Vivelohoy.com
Vivelohoy.com

Esta teoría conspirativa tiene mucha cercanía con lo que el Club de Roma propuso a principio de los 70′, con los Límites del Crecimiento, que ya hablaba entonces de frenar el crecimiento de la población mundial.

Otro antecedente es que la empresa de biotecnología Oxitec liberó varios millones de mosquitos transgénicos en la localidad de Juazeiro, en Brasil, para detener la proliferación del zancudo que transmite el Dengue. A todos estos insectos se les insertó un gen que los mataba en edad adulta y eran todos machos. Entonces, al aparearse con hembras silvestres, las larvas no alcanzaban a madurar, gracias a la acción del gen.

El objetivo se cumplió y la población de zancudos disminuyó el 80%, pero eso no era todo.

Carlosbritto.ne10.uol.com.br
Uol.com.br

La ONG Amigos de la Tierra junto a otras más, denunció ocultamiento de información acerca del experimento llevado a cabo por Oxitec y llevó las acciones legales obligando a la empresa a informar que el 3% de los mosquitos transgénicos lograba sobrevivir debido al contacto con el antibiótico Tetraciclina, que anula el efecto del gen.

La Tetraciclina se puede encontrar fácilmente en alcantarillas, químicos de uso cotidiano e incluso en la comida para gatos, por lo que el contacto de los mosquitos con el antibiótico era muy probable.

Fotonatura.org
Fotonatura.org

Cabe destacar que Oxitec pertenece a Intrexon, una empresa financiada por la fundación de Bill Gates y cuyo eslogan es «Un mundo mejor a través de un mejor ADN»… interesante, ¿cierto?

Ahora que sabes lo que Oxitec hizo en Juazeiro (que está junto al Estado de Pernambuco, donde se registraron los primeros casos de Zika) y a quién le pertenece el virus, puede que tengas más claras las cosas y que, poco a poco, empecemos a hacer más preguntas.

¿Qué opinas tú?

¿Será una conspiración o mera coincidencia?

Puede interesarte