Por Francisco Armanet
21 septiembre, 2016

¿40 minutos en el bus? 40 minutos menos en la oficina.

Para todos los mortales que no trabajamos en la comodidad de nuestra casa, trasladarse hasta la oficina puede realmente ser un calvario. Una hora atrapado en la locomoción colectiva, mal olor, humedad, el metro repleto de gente, etc. Son muchos los desagrados que podemos vivir en el trayecto hacia el trabajo. Sin embargo, lo peor de todo sin duda es el tiempo invertido. Y es verdad, a veces podemos estar más de 60 minutos esperando llegar, tiempo que perfectamente podríamos destinar a desayunar, mirar la televisión, ducharnos durante más rato, o bien simplemente dormir.

Para muchos está más que claro; los desplazamientos son uno de los aspectos más irritantes de las jornadas laborales. Entonces, ¿por qué no considerarlos como trabajo? En las grandes ciudades, donde crece la población y el número de trabajadores aumenta exponencialmente, al congestión vehicular también es un factor detestable. Sin embargo, una corte europea ha llegado a una solución que podría favorecer a muchísimas personas.

Según señaló Economy Decoded, un sitio especializado en aspectos laborales, la corte indicó que esta sentencia es para salvaguardar la salud y seguridad de los empleados, que a su vez está protegida por la directiva de jornada laboral de la Unión Europea. La legislación prohibe a los empleadores hacer que las personas trabajan más de 48 horas a la semana y el tiempo que se destina a trasladarse al trabajo, también está contemplado en ese sentido.


El fallo se dio luego de que una compañía española llamada Tyco, que se dedica a la instalación de sistemas de seguridad antirrobos, enfrentara un litigio en su país luego de cerrar sus oficinas regionales en 2011 y reasignar a todos sus trabajadores a Madrid contabilizando el tiempo que estos demoraban en llegar a la capital desde regiones como “tiempo de descanso”.

Finalmente, al menos en el viejo continente, las horas que los trabajadores tarden en llegar a su trabajo no serán olvidadas. Más bien, se incluirán dentro del tiempo de la jornada laboral.

¿Qué opinas al respecto?

Puede interesarte