Por Diego Cid
26 abril, 2017

¿Y pum, nació Chocapic?

A muchos desde pequeños nos causaba gran impacto la historia del perrito de Chocapic que cuenta cómo este cereal nació cuando los campos de trigo se inundaron de chocolate, pero siempre pensamos que una catástrofe dulce de tal magnitud era prácticamente imposible. Prácticamente. Sí, porque algo muy, muy parecido sucedió en la pequeña ciudad rusa de Lebedyan, en el oblast de Lipetsk.

YouTube

Las 20.000 personas que viven ahí se levantaron sólo para ver cómo un líquido frutal inundaba sus calles.

No era cualquier líquido, era jugo de frutas proveniente de una embotelladora de Lebedyansky, una filial de Pepsico. Todo a causa de un accidente producido dentro de sus dependencias.

Las calles no se habrían inundado de tal manera si el techo de la fábrica no se hubiese derrumbado sobre los depósitos, lo que causó que toneladas y toneladas, litros y litros, sabores y sabores comenzaran a fluir por toda el área hasta acabar en el río Don.

Todo considerando que Lebedyansky es el productor más grande de jugos en Rusia. Así que imagina cómo debe haber sido. Perdón, no lo imagines. Velo con tus propios ojos.

A pesar de que dos trabajadores resultaron heridos, no hubo víctimas fatales. Ahora las autoridades evalúan el daño ambiental en el río y buscan culpables, mientras la planta es reparada.

Te puede interesar