Por Sole Ramírez
4 Octubre, 2016

Al parecer no actúa en su cerebro.

A veces se debe experimentar en nombre de la ciencia, para poder entender mejor y aprender nuevas soluciones a enfermedades y adicciones. En este caso, se experimentó con una especie de peces, a los cuales se les hizo nadar en agua con abundante cocaína. ¿Por qué peces? Porque al ser vertebrados tienen un sistema nervioso desarrollado al igual que los humanos.

Lo increíble de este experimento fue que la cocaína no los afectó como se esperaba, ya que la mayor parte de esta simplemente traspasó el cerebro para dirigirse directamente a los ojos.

De hecho, solo en algunos de los peces se pudo encontrar algo de cocaína en el cerebro.

1
Pexels

Como parte del análisis, creen que en animales marítimos es muy diferente la reacción a esta droga en relación a los animales que viven en un ambiente seco, como los humanos.

Otra conclusión, aún no comprobada, explica que la cocaína puede tener algún tipo afinidad química con la melanina, que se encuentra en los ojos. Finalmente aclaran que para poder llegar a resultados más reales en relación al consumo de humanos y peces o otros animales, se debe tener muy en cuenta la diferencia entre consumir este tipo de drogas a través del agua y a través de la inhalación o una inyección ya que esta puede ser fundamental.

2
Pexels

A pesar de todos los avances de la ciencia, aún queda mucho por descubrir.

Te puede interesar