Por Augusto Catoia
16 agosto, 2019

Si alguna vez te faltaron razones para embarcar en una aventura internacional, lee esta nota. Y después, no pienses más… y sólo hazlo.

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos querido realizar un viaje épico e inolvidable a algún lugar del mundo que no conocemos. Es como una fantasía que todos tenemos, lo malo es que tan típicos como los deseos de viajar son los motivos que colocamos en nuestras cabezas para NO hacerlo.

Pero con estos cinco puntos, seguro querrás salir al mundo de una vez por todas.

1. Clases de supervivencia

Si nunca te has puesto en modo aventurero y viajado por el mundo, quizás no sepas lo profunda que es la frase «preguntando se llega a Roma», y es que en un viaje con lugares desconocidos para ti, debes arreglártelas para llegar de un lado a otro o descubrir los lugares más bonitos y cómo llegar a ellos… realmente es como vivir en un videojuego de RPG en tiempo real.


2. Despegarte de la tecnología

Si viajas por el mundo y en tu camino exploras maravillas naturales e inhóspitas, ni siquiera tendrás señal ni electricidad para cargar tu celular. Por lo tanto, disfrutarás plenamente de cada paso de tu camino y de la paz de sentir la naturaleza sin interrupciones.


3. Cuidar tu salud

¿Sabías que viajar por el mundo incluso es bueno para tu salud? Todos ya sabemos que viajar nos distrae y reduce nuestro estrés, pero además de eso reduce el riesgo de sufrir infartos al miocardio, desarrolla conexiones neuronales y estimula nuestro cerebro en sus partes encargadas de la creatividad, entre otros beneficios.


4. Conocer (al menos) una persona inolvidable

Piénsalo, todas las personas somos sociales… y si viajas por el mundo, te cruzarás con muchas, muchas personas distintas en tu camino. ¿Cuál crees que sea la probabilidad de que ninguna de esas personas tenga un impacto en tu viaje? La verdad, son muy bajas… porque deberías tener mucha, mucha, mucha mala suerte para viajar por varios lugares del planeta y no conocer a ninguna persona que recuerdes con cariño.


5. Tu vida nunca más será la misma


Después de viajar por el mundo, de alguna u otra forma tu vida habrá cambiado. Quizás regreses a casa más maduro, más feliz, más agradecido de todo lo que tienes, más enriquecido espiritualmente, más feliz contigo mismo por haber conocido gente, quizás incluso vuelvas a casa con una novia o novio… y es que viajar por el mundo te dejará marcas que irán MUCHO más allá del viaje en sí.

Entonces, ¿por qué no arriesgarse y salir a explorar? A veces nos damos demasiados (y no tan buenos) motivos para NO hacerlo… mientras hay muchísimos para decidir hacerlo hoy mismo.

Puede interesarte