Por Juan David Montes
2 septiembre, 2016

Empezaron con el pie izquierdo.

Oliver Lynch, un residente del Condado de Osceola (ubicado en Florida, Estados Unidos), se encontró con una sorpresa muy poco grata por parte de su nuevo vecino. Al llegar a su casa se dio cuenta de que había puesto una fila de ladrillos de cemento en la mitad de la vía de acceso vehicular a su casa.

Driveway_7_1310257_ver1.0_1280_720 2
WFTV

Oliver le comentó a la estación de noticias WFTV que su nuevo vecino tenía planeado hacer una construcción en el lote aledaño a su casa y había decido que parte de la vía también era suya.

Driveway_6_1310253_ver1.0_1280_720 2
WFTV

El hombre de 79 años cuenta con documentos legales que demuestran que ambos tramos de la vía corresponden a los dos propietarios.

Driveway_1_1310247_ver1.0_1280_720 2
WFTV

Sin embargo, la forma de actuar de su vecino ha causado una mala primera impresión:

«Todavía me queda un poco de fuerza, y odio ver que alguien pasa por encima de mí».

El afectado, quien ha vivido en este vecindario durante más de 25 años, también señaló que su vecino llevó a cabo esta acción sin siquiera dar una advertencia.

httpv://youtu.be/zaTqqnoOZWo

Pocos días después de que la noticia fuera divulgada, se confirmó que los bloques de cemento habían sido retirados de la vía.

Oliver y su vecino llegaron a un acuerdo y este último le confirmó que no obró con mala voluntad.

Puede interesarte