Por Josefina Bonnefont
12 agosto, 2016

Aunque subió al podio, pidió perdón a su líder.

El norcoreano Chol Om-Yun se quedó con la medalla de plata en Halterofilia, categoría de 56 kilos en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Y quizás para muchos esta sería una gran hazaña, pero para Om-Yun es una mala noticia. Su vida podría correr peligro por no haber logrado repetir el oro obtenido en Londres 2012, lo que aparentemente  significa una deshonra para su país.

ncoreano1
Fuente

Después de haber ganado la medalla de plata, el atleta reveló que el líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, podría llegar a solicitar su ejecución. Y aunque la veracidad de sus palabras no están comprobadas, esto fue lo que dijo:

“Sé que no podré volver a competir nunca más, pues he deshonrado a mi pueblo y avergonzado a mi líder, estoy seguro que al regresar a mi país el líder supremo dará la orden a su guardia personal para asesinarme. No le temo a la muerte, estoy convencido que es la única forma de pagar mi gratitud”.

-Comentó Chol-

ncoreano2
Fuente

Por otra parte, sí se pudo constatar que Om-Yun pidió perdón a su líder.

“Kim Jong-Il siempre será inspiración y siento no haber sido capaz de recompensarle con una medalla de oro. No creo que pueda ser un héroe para mi pueblo con una medalla de plata”.

-Señaló el atleta-

North Korea's Om Yun Chol reacts during the men's 56kg weightlifting event at the Rio 2016 Olympic games in Rio de Janeiro on August 7, 2016. / AFP PHOTO / GOH Chai Hin
AFP PHOTO / GOH Chai Hin

El atleta se mostró avergonzado, a pesar de que se subió al podio.

Puede interesarte