Por Elena Cortés
16 agosto, 2016

Es adorable y admirable.

Una señora de pelo blanco saltaba entre las tribunas del Estadio Olímpico Engenhao. Era nada más ni nada menos que la entrenadora de Wayde Van Niekerk, el sudafricano que se llevó la medalla de oro en los 400 metros en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Detrás de esos 43,03 segundos y el récord mundial de Sudáfrica, hay una tatarabuela de 74 años que forjó a este campeón.

Anna Sophia Botha de 74 años es la entrenadora del sudafricano Wayde Van Nieker, quien acaba de coronarse como el mejor en los 400 metros.

Captura de pantalla 2016-08-16 a las 3.34.31 p.m.
EPA

La mujer, a quien sus alumnos llaman “Tannie Ans (tía Ans), se fijó en Van Niekerk en 2012, durante el Campeonato Mundial Junior de Moncton, Canadá.

Captura de pantalla 2016-08-16 a las 3.34.45 p.m.
Facebook

Pasaron 2 años y sus caminos volvieron a cruzarse. La entrenadora tenía en claro que no quería forzar al atleta más allá de las posibilidades de su cuerpo, por lo que en los primeros 3 meses de entrenamiento se enfocó en reforzar su musculatura y rehabilitarlo de las antiguas lesiones.

Captura de pantalla 2016-08-16 a las 3.34.39 p.m.
Reuters

La entrenadora revela que su único secreto es “robar ideas de entrenamiento, es decir, si ve algo que funciona con sus atletas trata de implementarlo”. Nada más que eso.

Captura de pantalla 2016-08-16 a las 3.35.11 p.m.
Facebook

Finalmente, Botha ha contado a varios medios internacionales que “es dichosa porque no tiene ningún problema de salud y eso es porque esta ocupada con gente joven”.

Captura de pantalla 2016-08-16 a las 3.34.54 p.m.
Facebook

Solo miren su cara de emoción, cuando ganó su “alumno”:

rio-2016-2252687w620
Screenshot

Aplausos para el sudafricano y su entrenadora. ¡Qué gran equipo!

Puede interesarte