Por Francisco Armanet
15 septiembre, 2016

«Mi misión no se sostendrá solamente durante lo que queda de presidencia. Este es un proyecto de vida que durará hasta que muera».

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, termina oficialmente su mandato el 20 de enero del año 2017. Tras un periodo altamente exitoso para muchos, el demócrata pondrá fin a lo que fue un trabajo duro, largo, y muchas veces agobiante. Podemos imaginarlo; Obama sentado en su escritorio con la agenda copada, miles de reuniones, viajes, conferencias, estadísticas por modificar, reclamos, y aún así, dispuesto a continuar con la ardua tarea de sacar adelante al que probablemente es el país más poderoso del mundo. Ahora bien, para muchos la pregunta ya se ha instalado, ¿Qué hará este hombre después del 20 de enero del año siguiente?

Sin duda genera curiosidad. Con el ritmo de vida que Obama ha llevado hasta ahora, el cuestionamiento entra como anillo al dedo. Pero no es necesario especular ni hacer suposiciones, pues ha sido el mismo mandatario quien, en una charla que dio a estudiantes de un colegio privado en su país, explicó exactamente a qué dedicará el tiempo que le quedará una vez que amanezca como ex presidente.

Según ha confirmado, permanecerá en Washington DC. Es extraño que un gobernador decida quedarse cerca de la Casa Blanca luego de su mandato. Al menos así lo ha confirmado la evidencia histórica. Sin embargo, los Obama tienen una razón de peso para remar contra la corriente en ese sentido. Sasha, la hija de 15 años, está a 3 cursos de terminar el colegio. Por eso es que la familia ha decidido esperar a la chica hasta que se gradúe de preparatoria. Eso será 2 años después del término del periodo presidencial.

Ahora bien, en cuanto a actividades concretas, Barack Obama señaló a los alumnos que gastará el tiempo en lo que más le gusta hacer.

«Volveré a trabajar en lo que hacía antes. Tratar de ayudar a las personas, ayudar a los jóvenes a educarse apropiadamente, ayudar a los adultos a encontrar trabajo, ayudar económicamente a los sectores que necesitan más recursos», explicó el político.

Todo esto, permitirá que la fundación creada por Obama en 2014, «My Brother’s Keepers», cuyo objetivo es reinsertar a las personas de color en una educación de calidad evitando que caigan en la delincuencia, siga funcionando adecuadamente.

«Para Michelle y yo esta no es una misión que se sostendrá solamente durante la presidencia», dijo. «Este es un proyecto de vida que durará hasta que muramos».

Francamente, y a pesar de lo que algunos puedan decir, a Obama hay que agradecerle.

¿Qué opinas al respecto?

Puede interesarte