Por Francisco Armanet
9 agosto, 2016

Al igual que todo el resto de su familia…

Ya no es extraño enterarnos de todas las atrocidades que ocurren diariamente alrededor del mundo. La injusticia, el hambre, la delincuencia, los desastres naturales, etc. Pareciera ser que estamos acostumbrados y que las noticias de este tipo se van tan rápido como llegan. Sin embargo, lo que ha ocurrido en Pensilvania, EEUU, tiene un tinte diferente. Es horrible.

Una familia aparentemente como cualquier otra; padre, madre y tres hijos, lucía igual de feliz que todas las otras en el vecindario. Sin embargo, lo que uno de ellos ocultaba era tremendamente crudo. Una realidad horrenda.

familia muerta
Facebook/Megan Swingle Short

Así lo ha confirmado The Washington Post luego de que un vecino ingresara al hogar y encontrará a cada uno de los miembros -(Mark de 40 y Megan de 33) Liana (8), Mark (5) y Willow (2)- de esta familia muertos en el piso al interior de la casa. Todos habían fallecido producto de disparos y un arma de fuego se encontraba entre los cuerpos de los padres. Según fuentes policiales, aún no se sabe cuál de los dos progenitores habría asesinado a su pareja e hijos para posteriormente suicidarse. Sin embargo, han confirmado que ha sido uno de los dos, pues la nota de suicido encontrada en la habitación así lo reveló. 

Willow, la menor de la hijas, un bebé de apenas 2 años, había recibido un transplante tan solo 6 días después de nacer. Luchó contra la enfermedad y pudo superarla luego de un año después.

Actualmente, policía de investigaciones se encuentra buscando detalles y recopilando información para esclarecer si el dueño del asesinato-suicidio fue el padre o la madre.

Puede interesarte