Por más de un año estuvieron trabajando en los preparativos. 4 días antes del gran día, sus planes se derrumbaron.

Italia vivió uno de los mayores acontecimientos de destrucción en sus pueblos y ciudades a causa de un terremoto que sacudió al país en agosto de 2016. Después de la tragedia, y aún en medio de las constantes réplicas, una pareja llegó al altar para jurarse amor eterno, lo que le devolvió la esperanza de superación a los pobladores.

Ramón y Martina Adazzi habían estado preparando la celebración por más de un año, mas 4 días antes del festejo, el terremoto amenazó con destrozar sus planes al derrumbar la iglesia en donde se realizaría la ceremonia.

The father of the bride walks her down the aisle to applause from guests.

A video posted by @atikacnn on

 

Don Giovanni begins the wedding ceremony with bride and groom before him.

A photo posted by @atikacnn on

Por más de un año planearon la boda perfecta. El vestido, el traje, los invitados, los anillos, el lugar de recepción, la iglesia… todo estaba listo para dar el paso mas importante en la vida de la pareja. Pero sus ilusiones se oparacaron cuando Italia fue el epicentro de un devastador terremoto, que ha sumado más de 300 víctimas. 

Ramon greets his bride and lifts her veil.

A video posted by @atikacnn on

Los ánimos de la pareja se vinieron abajo cuando el sacerdote les informó que la iglesia donde sería el casamiento estaba destruida, con el altar cubierto de escombros y las paredes agrietadas. En definitiva, la boda sería cancelada. 

Los enamorados estaban enamorados también de la iglesia que habían elegido para casarse, de modo que pese a toda adversidad, decidieron realizar la boda a pesar de las réplicas.

Ninguno de los dos estuvo de acuerdo en cambiar el lugar para la ceremonia, con lo que hicieron saber a sus invitados que la boda se realizaría de acuerdo a lo planeado.Sin importar que el fondo de las fotografías era una ciudad devastada con muros agrietados y derrumbados, la feliz pareja llegó al altar en Acquasanta Terme, tal y como era su sueño.

Asistieron invitados incluso de Brasil y Canadá. Ellos y el resto de decenas de invitados acogieron a los novios y celebraron entusiasmados este día tan especial.

«Por supuesto que estaba preocupada y nerviosa. No quiero crear más problemas para el pueblo, pero todo el mundo ha sido tan maravilloso y acogedor

-Martina Adazzi a CNN-

El banquete fue trasladado del lugar original en donde se ofrecería, a los verdes montes de Marche.

A pesar de haberse realizado con el sazón de las réplicas, esta boda fue una cucharada de esperanza para los habitantes de Italia, quienes necesitan saber que todo estará bien.

¿Qué te pareció esta romántica historia?

Puede interesarte