Por Ruben Peña Blanco
20 septiembre, 2016

¡Muchos beneficios!

No se trata de aislarse del mundo por completo durante dos horas y pensar que todos nuestros problemas se solucionarán como acto milagroso. Pero sí se ha demostrado que el silencio nos aporta cuantiosos beneficios, siempre y cuando sea ejercida con inteligencia, ya que el completo silencio tampoco es bueno.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó un informe en 2011 donde revelaba que 3.000 de las muertes sucedidas ese año en la Europa occidental por enfermedad cardiaca tenían que ver con el exceso de ruido. De hecho, un estudio publicado en la revista Heart reveló el efecto positivo del silencio.

“Estábamos indagando en los efectos de los distintos tipos de música en los sistemas cardiovascular y respiratorio e introdujimos pausas de dos minutos entre los extractos de canciones. Entonces vimos que los indicadores de relajación humanos se disparaban durante estos episodios, mucho más que con cualquier música o que durante el silencio previo al arranque del experimento”, señaló el médico e investigador Luciano Bernardi

El neurólogo Pablo Irimia aconseja, según un artículo publicado en el diario español El País, que “el silencio facilita el control de la tensión arterial (baja el riesgo cardiovascular, previniendo, por tanto, dolencias del corazón e ictus) y predispone a los beneficios de una vida reflexiva”.

“El pensamiento profundo y meditado genera nuevas conexiones entre neuronas. Es decir, una vida intelectual activa, que requiere concentración y, por tanto, silencio, cumple un papel protector en afecciones neuronales. Por ejemplo, ya sabemos que un nivel educativo alto se vincula con un menor riesgo de padecer alzhéimer”, sostuvo Irimia.

El silencio puede parecer algo muy complicado de conseguir en un mundo tan convulsionado como el que vivimos, pero es importante saber que la contaminación acústica se vincula con sordera, problemas de sueño, enfermedades cardiovasculares y trastornos digestivos.

Expertos aseguran que los jóvenes que viven en un ambiente de ruido ven alterada su capacidad de memoria y aprendizaje.

Así que es importante conseguir un poco de silencio, disfrutar de sus beneficios y así tener una vida más saludable.

¿Qué opinas?

Puede interesarte