Por Fernanda Saide
19 Diciembre, 2016

Ella quería comprarle pollo frito, pero la voz no se lo permitió.

Esta mujer decidió grabar un video justo luego de que el evento ocurriera. Según relata, ella iba entrando a un supermercado a comprar algunas cosas para el trabajo, cuando se encontró con un hombre sin hogar que intentaba abrigarse para poder pasar las bajas temperaturas que habían en el lugar. Allí fue cuando ella asegura que una pequeña voz le habló en su mente, diciéndole que le comprara bananas. 

Estando ya dentro de la tienda, la mujer se dirigió a las frutas y sacó lo solicitado por la voz y algunos otros snacks para que él pudiera meter en su mochila y comer más tarde. Luego, ella pensó en comprarle pollo frito pero la voz se lo prohibió:

“Pensé, voy a comprarle para que tenga comida caliente… él necesita meter eso en su barriga. De verdad quería comprarle, pero Jesús me decía que no lo hiciera, que él necesitaba proteínas para su mochila para después”.

Fue así entonces como la mujer se retiró de la tienda y se dirigió al hombre sin hogar para entregarle las bananas. Cuando estaba en eso, una mujer por atrás dijo “hoy debe ser tu día de suerte, te compré pollo frito, aún está caliente”.

Ve aquí su relato:

Y tú, ¿qué crees?