Por Francisco Armanet
7 septiembre, 2016

¿De verdad decía eso?

Pareciera que el racismo simplemente no tiene punto final. A diario nos enteramos de casos en los que personas son discriminadas por su raza, color de piel, rasgos faciales, etc. Sin embargo, quiénes protagonizan estos eventos suelen ser individuos que, por algún motivo, han desarrollado un grado de rechazo hacia los demás. Quién sabe, tal vez tenga que ver con enseñanzas familiares, con su cultura, o bien, con una mera intolerancia a la diversidad. Es difícil de entender, pero ocurre con mayor frecuencia de la que quisiéramos. Ahora bien, cuando esta despreciable conducta viene de parte de instituciones de larga trayectoria y mundialmente conocidas, no hay razón que pueda explicar ni excusa que lo justifique.

Hablo de Air China, la famosa aerolínea asiática introdujo un aviso de «seguridad» al interior de las revistas en cada asiento de sus aviones con vuelo a Londres, Inglaterra. Bastaba con que los pasajeros tomaran asiento, pidieran un vaso de gaseosa y comenzaran a ojear las revisas para encontrarse con un insólito anuncio que parecía haber sido escrito por grupos racistas radicales antes que por una aerolínea que transporta a miles de personas diariamente. 

111-

El ofensivo aviso de «seguridad», alertaba a los pasajeros del avión de tener cuidado con visitar lugares en Londres donde hubieran personas indias, pakistaníes, o de raza negra. Pero, yo me pregunto ¿Y si un tripulante del avión hubiese sido indio, pakistaní, o de raza negra? ¿O acaso personas de dichas razas no pueden volar a bordo de Air China?

gotravelyourway.com
gotravelyourway.com

Lo cierto es que con situaciones así estamos lejos de disminuir el racismo.

Por otro lado, la aerolínea se pisa la cola de manera infantil. Con más de 270,000 visitantes chinos a Inglaterra durante el año 2015, dudo que dichos turistas quisieran recibir ofensas de ese tipo por parte de los habitantes británicos al llegar a Londres. 

¿Tú qué opinas al respecto?

Puede interesarte