Por Raúl Cobo
3 octubre, 2016

Más que goles, estas son las cosas que se necesitan para pasar a la historia.

El trabajo de un futbolista no solo se limita a lo que puedan hacer dentro de una cancha o en los entrenamientos; ellos también tienen una responsabilidad con lo que sucede allá afuera, con esa hinchada fiel que los sigue alentando dependiendo del resultado, y sobre todo, con esos que son pura ternura y corazón, como lo son los niños. Para ellos, los futbolistas son un ejemplo de vida y en algunos casos, son la razón de gran parte de su felicidad. Es por eso que cuando vemos lo que acaba de hacer Juan Mata, mediocampista del Manchester United, solo podemos agradecerle a el fútbol por darnos estas imágenes… y a estas personas.

Ocurrió la tarde del sábado a las afueras del Estadio Old Traford. El equipo local, Manchester United acababa de empatar a 1 con el Stoke City y los jugadores (no de muy buen animo) se disponían a tomar el bus del equipo. Todo parecía estar en orden hasta que de pronto Juan Mata se sale inesperadamente de la fila y ocurre esto…

¡Qué hermoso! Juan Mata corrió para ir a saludar al pequeño Alex Nield, de 9 años y que sufre de una parálisis cerebral.

_91499315_p049tgb6
Peter Nield

«Era tan, tan feliz, que se podía ver el placer en su cara», señaló el padre del niño, cuya parálisis no le ha impedido ser uno de los mayores hinchas del Manchester United.

d09141582
Peter Nield

Ahora ojo, que la relación entre Mata y Alex no es nueva, ya que anteriormente, este mismo niño había sido invitado a la cancha por el jugador en un partido valido por la Liga inglesa.

screen-shot-2016-05-07-at-15-57-22-1000x600
Peter Nield

No sabemos cuántos goles más hará el jugador español por el Manchester United, pero me imagino que ya con este solo este tipo de gestos, pasará a la historia grande del club.

Puede interesarte