Por Teresa Hechem
3 noviembre, 2015

No pudieron contener la emoción.

Todos los novios se preocupan mucho para que su boda salga como la planean y sea un día muy especial. Pero no siempre todo sucede como lo esperan. Cuando llegó ese gran momento para Matt y Heather Koehler las cosas no salieron como querían. En el momento en que la novia estaba caminando al altar, se dio cuenta de que el fotógrafo que había contratado no llegó a la ceremonia. 

Stacey, una amiga de ella, se percató de esta terrible situación y llamó a Dana Gruszynski, una amiga fotógrafa para que pudiera retratar este día. Pero como ya era muy tarde para que llegara a documentar la boda, Dana decidió proponerle una gran idea a los novios. 

La profesional le ofreció a esta pareja hacer una sesión otro día pero se comprometió a ayudarlos a recrear todo como si fuera el día de su boda. Ella contactó a familiares y amigos del matrimonio y tomó unas hermosas fotografías tres días después de ese gran día.

Los novios estaban muy emocionados con esta sorpresa. Hasta les recrearon una mesa de postres:

screen-shot-2015-11-02-at-115654-am-ZaSACH
Dana Gruszynski

Y estuvieron rodeados de amigos y familiares:

screen-shot-2015-11-02-at-115802-am-CLmzVg
Dana Gruszynski

Heather y Matt no podían más de la emoción al ver todo lo que sus seres queridos y esta fotógrafa habían hecho por ellos:

screen-shot-2015-11-02-at-115727-am-RsY9VT
Dana Gruszynski
screen-shot-2015-11-02-at-115841-am-iUCo3t
Dana Gruszynski

Los novios incluso también volvieron a bailar para tener fotos de ese momento:

screen-shot-2015-11-02-at-115715-am-BWgRyT
Dana Gruszynski

Gracias a la solidaridad de sus amigos y esta profesional, estos novios lograron tener esas deseadas imágenes del día de su boda. Un poco tarde, pero que representan la felicidad y emoción de ese día como si hubiera sido el real.

Puede interesarte