Por Francesca Cassinelli
19 agosto, 2016

“Un pote de pasta con mantequilla y queso. Nada especial. Pero con un hermoso ingrediente: en su interior hay humanidad”.

No es necesario hacer grandes banquetes ni comer los más exquisitos chocolates para compartir un momento agradable o importante. Una simple pasta con mantequilla y queso puede hacer maravillas para calentar el corazón y crear recuerdos imborrables. Esa fue la preparación que devolvió la esperanza a una pareja italiana de adultos mayores.

Todo comenzó de forma muy triste. La policía italiana en Roma recibió un llamado por gritos y presunta violencia al interior de un departamento.

Cuando llegaron al lugar se encontraron con una pareja de abuelitos tan inmensamente tristes que lloraban. Hacía meses que no recibían una visita y la soledad los abrumaba, lo que provocaba sus gritos. 

Jole y Michele, que llevan más de 70 años casados según informó la policía italiana, recibieron a los policías y accedieron a bajar para que chequeasen en una ambulancia su estado de salud.

Andrea, Alessandro, Ernesto y Mirko fueron los oficiales que los atendieron, y que se dieron cuenta de que los abuelitos necesitaban más que una revisión médica: requerían de “un poco de calor humano”.

Facebook / Questura di Roma.
Facebook / Questura di Roma.

Toda la historia fue relatada por la página en Facebook de la Fuerza de Policía de RomaAllí describen cómo se sentían Jole y Michele.

“Jole y Michele se aman. Pero cuando la soledad es una carga en el corazón, puede suceder que pierdan la esperanza.

Puede suceder, como en esta ocasión, que griten tan fuerte de tristeza que, al final, alguien llame a la policía.

Aquí no hay un crimen. Jole y Michele no son víctimas de estafas, como frecuentemente ocurre a los adultos mayores. Ningún ladrón entró a su hogar. No hay nadie que salvar.

Esta vez, para los chicos que fueron, hay una tarea más difícil. Hay dos almas solitarias que apoyar”.

Questura di Roma

Los policías decidieron pedir permiso a Jole y Michele para ocupar cosas de su despensar y prepararon pasta para compartir con ellos una cena emotiva y llena de cariño.

“Un pote de pasta con mantequilla y queso. Nada especial.

Pero con un hermoso ingrediente: en su interior hay humanidad”.

Questura di Roma

“Questa sera si cena in famiglia!” (“¡Ésta tarde se cena en familia!”), escribió la policía en su estado de Facebook.

Los comentarios se llenaron de felicitaciones y amor en distintos idiomas para Jole, Michele y los cuatro policías:

Captura de pantalla 2016-08-10 a las 12.52.44 p.m. Captura de pantalla 2016-08-10 a las 12.53.10 p.m.

“La grandeza de la humanidad no está en el ser humano, está en ser humano, mucho amor desde Estados Unidos”.Captura de pantalla 2016-08-10 a las 12.53.24 p.m. Captura de pantalla 2016-08-10 a las 12.53.42 p.m.

“¡Gracias! ¡Dios los bendiga y proteja!”.

¿Qué te pareció el gesto de los policías?

Puede interesarte