Por Irene Cereceda
15 noviembre, 2016

La imagen es de una voluntaria tratando de mantener a la chica en calor mientras esperaban la llegada de una ambulancia a las 4 de la madrugada.

Se supone que los amigos están siempre contigo en las buenas y en las malas. No sólo cuando lo estamos bien disfrutando de una fiesta, sino que también si – alguna vez- se nos pasan las copas y necesitamos que alguien nos cuide porque no nos encontramos en un estado seguro. Es por eso precisamente que salimos a disfrutar con grupos de amigos y confiamos en ellos. Sin embargo, algunas personas no son incondicionales y cuando ven a una amiga en problemas, huyen para no ayudarla.

Esto fue lo que le pasó a una chica llamada Emily, quien se encontraba de fiesta una noche en Cheltenham y sus amigos abandonaron a su suerte completamente borracha.

Esta chica fue encontrada en el asiento trasero de un taxi completamente ebria. Había vomitado y estaba casi inconsciente. Los guardias de taxis la estaban cuidando hasta que llegó el grupo de voluntariado Cheltenham Guardians quienes decidieron encargarse de ella.

Llamaron a sus amigos para que los ayudaran con Emily, sin embargo, estos chicos sólo les hicieron perder el tiempo y jamás llegaron a auxiliar a su “amiga”.

Por dos horas este grupo tuvo que cuidar a Emily. No sabían de dónde era, dónde se estaba quedando, ni ningún dato extra. Sólo sabían que se llamaba Emily y que sus amigos supuestamente vendrían por ella.

Pero nunca llegaron…

Finalmente, tuvieron que llamar a una ambulancia, pues la chica se encontraba en muy mal estado. Era una noche fría, lluviosa y los amigos de Emily no sintieron ni un poco de compasión por ella.

Los gastos de la ambulancia los tuvieron que pagar los voluntarios de Cheltenham Guardians, quienes – producto de la horrible situación- decidieron escribir en Facebook una carta abierta a los horribles amigos de Emily:

“Queridos amigos de Emily. Probablemente ustedes empezaron la noche juntos disfrutando de los vibrantes bares y clubs de Cheltenham, pero en un punto, a lo largo del camino, perdieron a su amiga, perdieron a Emily.

Cuando encontramos a Emily, ella había vomitado en el asiento trasero de un taxi y estaba bajo el cuidado de guardias de taxi.

Es justo decir que ella ha vivido mejores días. Cuando los contactamos, nos dijeron que iban a esperar fuera de un club en la calle Regent por ella. Nosotros queríamos entregarla a sus amigos para que estuviera bajo sus cuidados.

Llevamos a Emily al club y ustedes no estaban ahí. Esperamos y aún así no llegaron.

Los contactamos de nuevo porque estábamos preocupados por el bienestar de Emily. Hacía frío, estaba lloviendo y ella estaba indispuesta. Encontraron gracioso que su amiga estuviera en ese estado, nos dijeron de nuevo que vendrían así es que esperamos, pero nunca llegaron.

Llamamos a pastores de calle para que nos ayudaran con Emily, queríamos que estuviera  a salvo, pero sólo ustedes podían ayudarnos, sabían dónde Emily estaba y dónde se estaba quedando, pero aún así no llegaron.

Emily nos dijo que se estaba quedando en Montpellier, eso era lo único que recordaba. Estaba oscuro, llovía fuerte, ustedes sabían donde estábamos y aun así no llegaron.

Les dijimos que necesitábamos llamar una ambulancia para Emily porque no podíamos ayudarla más, no tuvimos respuestas, lo encontraron divertido. Se burlaron de nosotros y siguieron sin llegar.

Llamamos una ambulancia y llegó.

Amigos de Emily cuidamos a su amiga por dos horas. Nos preocupamos de ella incondicionalmente mientras que ustedes deliberadamente nos evitaron, obstaculizado nuestro progreso, y, a pesar de nuestras súplicas, nunca llegaron.

Algún día se encontrarán ustedes bajo nuestro cuidado, y los cuidaremos incondicionalmente y nos aseguraremos que estén a salvo.

Esperamos que lean esto y entiendan que ataron valiosos recursos y forzaron la atención de una ambulancia que costó $372 dólares. La mayoría de ustedes no son amigos de Emily. Espero que hayan disfrutado su noche a expensas de nosotros, de la ambulancia y de Emily. Buen trabajo chicos, realmente pueden estar orgullosos de ustedes mismos”.

15003249_695638907255304_1424617047835309321_o
Facebook

El mensaje incluye la fotografía de una de las voluntarias tratando de mantener a Emily en calor mientras esperaban la llegada de una ambulancia a las 4 de la madrugada.

Definitivamente, estos chicos no son los mejores amigos. Y, a pesar que su amiga necesitaba su ayuda, prefirieron seguir disfrutando de la noche, burlarse de los voluntarios y dejar a Emily abandonada a su suerte.

El egoísmo de algunas personas puede llegar a increíbles niveles. Esperemos que esta chica sea más cuidadosa, tanto a la hora de salir de fiesta, como también en la elección de sus amistades.

¿Estás de acuerdo con los voluntarios?

Puede interesarte