Durante años les dieron hogar pero era inaudito lo que se encontraron. Estaban absolutamente sorprendidos.

Anne y Terry Panks son un matrimonio con un corazón gigantesco. Durante los últimos 30 años, su casa ha sido el cálido hogar de mil niñas y niños desamparados. La llamaron Copperdale Trust y en ella son bien recibida toda alma que necesite ser amada.

Esta bondadosa pareja se ha mantenido preocupada y ocupada por atender a los más necesitados y desamparados.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-12-05-31-p-m
Morrisons

En 1980, se compadecieron de los jóvenes delincuentes que necesitaban de una cama caliente y decidieron darles una segunda oportunidad al abrirles las puertas de su hogar en Gran Bretaña. Todos en la ciudad estaban tan agradecidos con sus actos y los admiraban y querían tanto, que les otorgaron el premio al Orgullo de su país. 

Su iniciativa trajo favorables cambios. Los jóvenes se convirtieron en personas independientes y responsables de sí mismos, mientras  que a los niños se les acoge en el refugio hasta que sean capaces de hacerse cargo de su vida por sí solos.

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-12-06-01-p-m
Morrisons

Como una manera de gratificar su bondadoso gesto que ha perdurado por décadas, una cadena de supermercados decidió darles una sorpresa a Anne y Terry.

Planearon en secreto una celebración a la que fueron invitadas aquellas personas cuyas vidas fueron tocadas por la pareja desde 1980. Para “atraparlos” les dijeron que irían a una entrevista, pero en realidad estaban de camino a su gran fiesta sorpresa. 

captura-de-pantalla-2016-09-09-a-las-12-06-55-p-m
Morrisons

Mira en este video el reencuentro con los “niños” que criaron. ¡A muchos no los habían visto en años!

¿Qué te pareció esta historia?

Te puede interesar