Por Ignacio Rojas
20 mayo, 2015

Métodos un poco burdos, pero efectivos. 

Comerse las uñas es algo que ciertas personas no pueden evitar: lo hacen cuando están nerviosos o simplemente cuando están aburridos… Es un hábito difícil de erradicar. Pero todos sabemos que hay una serie de consecuencias negativas asociadas: dañan tu dentadura y la piel de los dedos. Y como es un hábito tan arraigado, muchas personas simplemente no pueden dejar de hacerlo.

Con estos sencillos métodos, es prácticamente imposible que no tengas éxito. Una vez que veas tus uñas más largas y fuertes, querrás seguir adelante, semana a semana:

1. Pon bandas adhesivas sobre tus uñas

IMG_1173

Fíjate de cubrir la uña con el algodón de la banda. Anda cambiando las bandas por unas nuevas cada día, y después de una semana, quítatelas. Vas a notar que tus uñas lucirán mejor, y eso te dará ánimos para repetir el proceso. Puede resultar un poco incómodo, pero es realmente efectivo.


2. Cúbrelas con esmalte para uñas

IMG_1177

O en realidad, con lo que sea. Si eres mujer, píntalas de colores fuertes que se vean mal si están descascarados. Si eres hombre, púlelas y échales un poco de brillo y un esmalte para el crecimiento o petrolato. Es más difícil comerse las uñas si se ven bien.


3. O prueba con un inhibidor químico

IMG_1200

En las farmacias venden inhibidores que se ponen en los productos para que sepan mal. Generalmente son muy amargos, lo que impedirá que te muerdas las uñas. Ahora bien, si te acostumbras al sabor de la solución, intenta usar, ya sea más picante o ácido. Continúa aplicando la solución cuando dejes de comerte las uñas.


4. Protege una sola uña

IMG_1207

Tienes permiso para seguir mordiéndote las otras, pero tu uña protegida debe mantenerse intacta. Después de unos pocos días, esta crecerá y te recompensará. Luego comienza a proteger otra y luego otra. Continúa el proceso hasta que hayas evitado mordértelas todas. Si alguna vez sientes realmente la urgencia de mordértelas, concéntrate en una sola.


5. Aliméntate sano

IMG_1231

Una dieta sana ayudará a tus uñas a repararse y crecer más fuertes y sanas. Come alimentos ricos en calcio y magnesio, como huevos, soya, los granos integrales y manzanas, que ayudan al crecimiento consistente. Los ácidos grasos esenciales, presentes en las nueces y las semillas, por ejemplo, ayudan a mantener las uñas brillantes y flexibles.

¿Lo encuentras útil? A veces uno necesita más de un mes para deshacerse de los hábitos que están demasiado arraigados, ¡pero no desistas!

Puede interesarte