Por Rafael Herrera
21 marzo, 2015

Tras ser diagnosticada con trastorno de bipolaridad, pudo tomar las riendas de su vida y hoy tienen ganas de vivir.

Demi Lovato ha pasado por mucho en su vida: abuso de drogas, alcohol, depresión y trastornos alimenticios. Por mucho tiempo se cuestionó por qué no podía ser feliz si era una persona privilegiada en la sociedad. Cuando fue diagnosticada con trastorno de bipolaridad, comenzó a conocerse y aceptarse tal cual es. Hoy, apoya las causas que luchan por la inclusión de los afectados por estas enfermedades en los planes de salud. En un emotivo discurso, la actriz y cantante utiliza su voz pública para concientizar a sus fans y al mundo sobre este tipo de enfermedades:

httpv://youtu.be/tUZ9gupZBww

Si quieres saber más sobre la organización a la que Demi está ayudando, haz click aquí.

Original

Puede interesarte