Por Teresa Donoso
21 octubre, 2016

No pudo contener el llanto.

Un pequeño niño de Australia llamado Sebastián Kent recibió la sorpresa más linda de su vida cuando sus padres lo sorprendieron con la mascota que había estado esperando durante dos años. Este chico se había dedicado durante dos años a vender limonada en diferentes eventos familiares para juntar el dinero para comprar su propio pony, sin embargo, nunca esperó que sus padres finalmente lograran conseguirlo y transportarlo a casa.

 Sebastián no pudo evitar romper en llanto y acercarse a acariciar a Tom, el pony, apenas lo vio.

Sebastián combinó sus ahorros, junto con el dinero que le había dejado el Hada de los Dientes y un poco de dinero que le habían dado en navidad y juntó 3.000 dólares, los cuales guardó en un frasco. 

http-%2f%2fprod-static9-net-au%2f_%2fmedia%2f2016%2f10%2f14%2f08%2f52%2f161013boyjpg
Juliana Kent

Según 9News, un canal de noticias australiano, los padres decidieron tomar el dinero, coordinar la compra con un vendedor y lograr que transportaran al pony en secreto hasta el establo que está en su hogar.

http-%2f%2fprod-static9-net-au%2f_%2fmedia%2f2016%2f10%2f14%2f08%2f51%2f161013_boy
Juliana Kent

Su madre, Juliana Kent, no pudo evitar compartir el emotivo video en Facebook, que ya ha sido visto más de 18 mil veces, conmovida con la reacción de su hijo.

Para ella la historia tiene una clara moraleja, y es que si les enseñamos a nuestros hijos a ser perseverantes, podrán lograr lo que sea:

«Nunca le digas a tus hijos que no pueden lograr algo. Nada es imposible».

Definitivamente el pony Tom tiene el mejor amo del mundo.

Puede interesarte