“Soy tu vecino, viviendo en el 4”, comenzaba la nota.

Perder a una mascota es una sensación terrible. Les das tu amor por años, los ves crecer (a veces incluso desde sus pocos días de vida) y sabes su personalidad, distingues sus mañas. Los quieres como a un miembro de tu familia. Es una realidad que hay que afrontar: en la mayoría de los casos sobrevivirás a quien se transforma en tu compañía y uno de tus mejores amigos.

El poder que tienen los perros, los gatos, los hámsters, los pájaros -y todos esos animales que nos esperan en casa para darnos todo su amor- es enorme y a veces sucede que escapa a nosotros y contagia a aún más personas.

Una pareja de Reino Unido contó cómo se enteraron de que su querido Bear, que falleció hace unas semanas, entregaba amor a uno de sus vecinos.

¡Y lo supieron por una nota en el collar de su hermano Teddy!

El relato fue publicado por el usuario TravUK:

“Encontramos a uno de nuestros dos gatos muerto la semana pasada. Anoche encontramos esta nota en el collar de su hermano”.

“Querido dueño: 
Soy tu vecino, viviendo en el 4. También soy un amigo cercano de tu gato ya que (los dos) están acostumbrados a mi compañía  cada día. Uno de ellos, el grande, desapareció hace dos semanas. ¿Está bien? Estoy preocupado por él. Es un gato amoroso y siempre tocó mi corazón. Espero que esté bien. 
Y.T. 
2/marzo/2017″. 

No es primera vez que escucho de un gato que tiene “dos casas” y hace felices a dos familias distintas con sus ronroneos.

Por supuesto, TravUK y su pareja respondieron a su vecino:

“Dejamos una nota en el número 4 diciendo que nuestro otro gato había muerto. Incluimos nuestro correo electrónico para no tener que confiar en nuestro gato para que nos pasara los mensajes.
Desde entonces descubrimos que el admirador es un estudiante de intercambio de Taiwán que estudia en una universidad cercana, lo que explicaría sus problemas al escribir”.

-TravUK, en Reddit-

Esto debería hacernos valorar más la enorme (¡y positiva!) influencia que pueden tener los animales en nuestra vida.

¿Has sabido de otro gato con “dos casas”?

Te puede interesar