Por Elvira Vergara
24 septiembre, 2015

¡Qué gran momento!

El momento preciso en que dos personas deciden casarse es una de las instancias más importante en la vida de esas personas. No conozco a nadie que no se haya sentido eufórico por la emoción en ese momento. Pero imagina que tu futuro marido le pregunte a tu hija: «¿Quieres ser mi hija para siempre?» ¡Sin lugar a dudas le agrega doble felicidad a este momento!

Esto le sucedió a la pequeña Maddie de 5 años, justo después de que su padrastro Ledbetter le propusiera matrimonio a su mamá Evans.

httpv://youtu.be/Y9l_LNfn-y8

Al enterarse de que Ledbetter se casaría con su mamá, Maddie salta y grita de alegría alrededor de la cocina.

61723701-25e1-4933-b378-27beed0f2b69.crop_743x429_74,0.preview

Ledbetter no quería excluir a Maddie en este momento, es por eso que también le propone ser su hija. ¡Hasta un anillo obtuvo Maddie!

Captura-de-pantalla-2015-09-24-a-las-10.36.32

El momento termina con un hermoso beso y abrazo.

Captura-de-pantalla-2015-09-24-a-las-10.37.16

¡Si parece un cuento de hadas!

Puede interesarte