Por Diego Cid
28 noviembre, 2017

“La gente tonta me pregunta hace 20 años”, dijo, así que reveló toda la verdad de una de las escenas más impactantes del cine…

Sí, durante mucho tiempo hemos especulado muchas motivos por los cuales Rose no cedió espacio a Jack en la puerta que flotaba en ese gélido mar, dejándolo a su muerte en la que es, probablemente, la escena más triste de una película romántica. Sin embargo, si alguien puede darnos los motivos de la chica, es el mismo director de la película.

Sí, pues James Cameron decidió revelar la verdad de una vez por todas, así no se siguen haciendo más programas de investigación como Cazadores de Mitos para probar que Jack entraba en la balsa improvisada.

Según el director, la respuesta es mucho más simple que eso.

20thCenturyFox

En una entrevista para Vanity Fair, Cameron detalló que todo se trató de una “decisión artística para la escena”, pues el guión dice en la página 147 que Jack muere.

Además, dijo que la gente era muy tonta si aún a 20 años de su estreno lo estaba discutiendo. Por otro lado, el final no habría tenido nada de sentido si Jack sobreviviera.

“La película es sobre la muerte y la separación, él tenía que morir. Así que si fuera la puerta, o una chimenea le caía encima, él iba a morir. Se llama arte, las cosas pasan por razones artística, no por motivos físicos”.

En todo caso, continuó detallando que la puerta-balsa sí estaba calibrada para que sólo pudiese sobrevivir una persona.

“estuve dos días en el agua con un pedazo de madera haciendo que flote lo suficiente para que sólo pudiese soportar a una persona sin que se mojara, así sobreviviría las 3 horas que tomaba para que llegara el buque de rescate”.

20thCenturyFox

Ahí tienen claro, James siempre tuvo una razón y de una u otra forma, la muerte de Jack era inevitable.

Puede interesarte