Por César Ruiz
16 noviembre, 2015

“Yo estaba como, oh Dios mío, oh Dios mío, ¿Voy a estar en la pantalla grande o voy a estar en la televisión? Estaba saltando de la emoción”.

El jugador de las Panteras de Carolina, Cam Newton, es conocido por su tradición de dar el balón a un fanático en las gradas después anotar un touchdown.

faithit
faithit

Pero en el juego de esta semana, no tenía idea de lo especial que sería cuando le entregó el balón a un niño de 6 años de edad llamado Colin Toler. Colin acababa de perder a su padre, quien le había prometido que lo llevaría a un juego de las Panteras antes de fallecer. Lamentablemente su estado de salud lo mató antes de que tuviera la oportunidad de hacerlo.

Algunos amigos le dieron entradas a la familia de Colin, por lo que el niño asistió al partido con sus dos abuelos. Después de una anotación en el segundo cuarto, Newton buscó el balón y se dirigió directamente hacia Colin.

ball2

A medida que el mariscal de campo se acercaba, el niño se abrumaba por la emoción.

“Yo estaba como, oh Dios mío, oh Dios mío, ¿Voy a estar en la pantalla grande o voy a estar en la televisión? Estaba saltando de la emoción. La gente de atrás me preguntaba, ¿puedo tomar una foto?” Yo les decía que sí. Y la gente de a lado me estrechaba la mano y esas cosas, era bastante divertido.”

-Colin Toler-

ball3

Colin no solo consiguió aparecer en la pantalla grande, sino también se llevó a casa un regalo invaluable que le recordará que aunque su padre no está más en este mundo, él continúa mirándolo desde el cielo.

Puede interesarte