Por Alvaro Valenzuela
17 octubre, 2016

Además se le acusa de acoso sexual a otras mujeres.

El jefe de una empresa de negocios en Londres arriesga ir a la cárcel por acosar sexualmente a dos mujeres y cometer actos dignos de la famosa película de Martin Scorsese, “El lobo de Wall Street. Anthony Constantinou de 34 años fue acusado de atacar a las mujeres durante una reunión para tomar unos tragos después del trabajo en el sector financiero de la capital inglesa.

Constantinou es el director ejecutivo de la empresa de soluciones corporativas CWM y fue declarado culpable de dos cargos de acoso sexual y se le borró un cargo relacionado con una tercera mujer tras un nuevo juicio.

El empresario apareció muy preocupado en la corte mientras el jurado entregaba los veredictos de culpabilidad después de deliberar durante 14 horas, según informa el diario Metro. Los abogados querellantes anunciaron que no iban a solicitar la reapertura del juicio por otros tres cargos de conducta indecente a dos de las tres mujeres.

En octubre de 2014, Constantinou empujó a una mujer hacia una puerta de vidrio en la recepción de la oficina, luego la agarró y la beso en contra de su voluntad.

En febrero de 2015, atacó a otra mujer luego de tomar unos tragos después de una reunión de negocios. Durante la reunión, el hombre habría lanzado el celular de esta mujer contra la pared y le dijo: “No contestes llamadas en mi reunión”. Más tarde esa noche, tomó una gran cantidad de pasta de wasabi picante y se la puso en la boca, remarcándole a sus colegas que ella  tenía un “un culo y unas tetas increíbles”.

ad_222960191-e1476704717158-2
National

La mujer inmediatamente salió del lugar pero fue seguida por Constantinou quien la acosó de una manera “asquerosa”, según se relató en el juicio.

La víctima además dio una declaración a la policía diciendo que el tipo habría metido su lengua en su boca como si ella “fuera un pedazo de carne”. “Fue literalmente como la película “El lobo de Wall Street. No puedo creerlo, porque son cosas que escuchas sobre plantas comerciales, pero nunca se ve. Así que siento que esto se está yendo de las manos”, añadió la mujer acosada.

Constantinou negó todas las acusaciones contra él pero no dio ninguna evidencia. Su defensa además dijo que el incidente del wasabi fue un comportamiento descarado pero que había sido exagerado por la mujer. El tipo salió bajo fianza pero espera su sentencia que será el 11 de noviembre de 2016.

¿Qué opinas al respecto? ¿Se saldrá con la suya el tipo? Esperemos que se haga justicia.