Por Alvaro Valenzuela
11 agosto, 2016

Esos consejos innecesarios de personas que no aportan nada.

La ciclista holandesa Annemiek van Vleuten estuvo muy cerca de quedarse con la medalla de oro en la prueba de ruta pero un desafortunado accidente le costó la carrera. La deportista lideró la prueba por mucho tiempo y justo en la bajada se golpeó fuertemente en la cabeza en una de las postales más dolorosas que quedarán para siempre en el recuerdo de los JJ.OO. de Río 2016.

Pocas horas después de su caída van Vleuten escribió un tuit diciendo que estaba fuera de peligro:

«Estoy en el hospital con algunas lesiones y fracturas, pero estaré bien. Más que todo super decepcionada después de la mejor competencia de mi carrera».

Rápidamente la atleta recibió en respuesta muchos mensajes alentadores de personas que le desearon una pronta recuperación y la felicitaron por su actuación en los Juegos.

«Vi tu caída y espero que te mejores pronto. Creo que eres una gran ciclista! Me gustaría ser una deportista olímpica también. Cariños Sophia (8 años)».

«Eres muy fuerte… Estoy muy feliz de que estés bien. Sé que perder una oportunidad de oro tiene que doler. Cruzo los dedos para que tengas una nueva oportunidad».

«Fue espantoso. Por suerte estás bien. Los mejores deseos para una pronta recuperación. Tendrás muchos nuevos fans cuando vuelvas a subirte a una bicicleta!».

Pero tras mucho cariño y simpatía apareció entre la multitud el número uno de los idiotas. Un tipo con una actitud tan machista que pensó que podía explicarle a una ciclista olímpica y profesional como hacer su especialidad.

Twitter: @MartinArielB
Twitter: @MartinArielB

«Primera lección del ciclismo, mantén tu bicicleta estable… sin importar si vas rápido o lento».

Al parecer a este tipo no le importó que Annemiek van Vleuten iba en camino de convertirse en la mejor ciclista de ruta, literalmente, de todo el mundo… Por eso le damos la medalla de oro de la idiotez por dar el mejor consejo innecesario.

sub-buzz-13551-1470673103-6 2
Ljupco / Getty Images

Y claramente por su desfachatez recibió el castigo de las redes sociales que lo tildaron como el peor de todos los mansplaining (explicar algo a alguien, generalmente un hombre a una mujer, de una manera considerada como condescendiente o paternalista) que haya habido en la historia.

 

«Y hoy en ‘Hombres en Internet’ este tipo servicial le explica como es el ciclismo a una atleta olímpica».

El tipo terminó borrando su cuenta de Twitter después de tanto bullying…

¿Qué opinas al respecto?

Puede interesarte