Por César Ruiz
6 Abril, 2016

“Besa a una niña de tres años en plena vía pública en Guerrero y el pederasta de 68 años apenas paga una multa”. #VivasNosQueremos

En lo que va del 2016, diversas noticias de agresiones sexuales hacia las mujeres en México se han difundido ampliamente en las redes sociales, desafortunadamente esto no es nuevo, es algo que se vive todos los días en ese país, en donde el gobierno junto con la sociedad muchas veces se culpa a la víctima y se solapa al criminal.

Motivada por todos esos casos, la periodista Patricia Chandomí escribió un texto en el que critica el actuar de las autoridades y el machismo de la población. Su publicación ha caído como anillo al dedo pues miles de personas la han compartido y muchos aplauden su punto de vista y comentan sus experiencias.

Esta es la publicación:

Le bajan el calzón a una reportera un desconocido en la calle en el D.F. lo denuncia y es ella la que tiene que huir…

Posted by Patricia Chandomí on Thursday, March 31, 2016

“Le bajan el calzón a una reportera un desconocido en la calle en el D.F. lo denuncia y es ella la que tiene que huir del país; la violan entre cuatro sujetos adinerados de Veracruz y es ella, la joven de 17 años la expuesta y cuestionada, ellos andan libres; besa a una niña de tres años en plena vía pública en Guerrero y el pederasta de 68 años apenas paga una multa; desaparece a dos cuadras de su casa y aparece amarrada y asesinada tres días después en Pijijiapan, Chiapas… así la historia de un país que tiene un gobierno al cual no le importan la vida de las mujeres… y ese gobierno es reflejo de esta sociedad machista y misógina“.

En la publicación, la también activista menciona casos terribles que han sucedido en México los últimos meses. Uno es sobre Andrea Noel, excoordinadora editorial de Vice México, que denunció un ataque de acoso sexual y que, después de ser amenazada en repetidas ocasiones, optó por abandonar el país.

También habla de la veracruzana Daphne Fernández, una joven que en 2015 denunció a cuatro jóvenes por violación y cuyo caso ha sido ampliamente debatido en México.

Luego menciona el polémico caso del sujeto canadiense de 68 años que besaba a niñas en Acapulco y a cambio les daba alimentos a los padres.

Y por último, el caso de la violación y asesinato de Maricarmen Escobar López en Chiapas, México.

De estos 4 casos, solo contra el canadiense actuó la justicia pues le dictaron auto de formal prisión. En entrevista para el sitio web Verne, la periodista indicó que estas agresiones casi siempre quedan impunes.

“La impunidad que tiene lugar en estos casos es terrible, pero también el machismo por parte de la sociedad es algo que no se puede perder de vista. Lejos de respaldar a la víctima, la gente la juzga. El foco siempre es la víctima y al agresor incluso hasta se le protege. Es penoso”.

-Patricia-

La activista feminista que promueve la Campaña nacional contra el acoso callejero señala que su publicación fue fruto del enojo y la impotencia y que es la primera vez que consigue tanta repercusión en Facebook.

“Estaba muy abrumada, pues parece que estamos gritando en el desierto. En todos los casos que mencioné, la víctima terminó expuesta y avergonzada. Esa misma semana hubo tres feminicidios en mi Estado y no se ha resuelto nada. El castigo para los agresores de las mujeres es tibio u omiso y esto propicia que estos delitos se incrementen”.

Chandomí, que lucha día a día por visibilizar esta problemática, el 24 de abril saldrá a las calles junto a miles de mexicanas en todo el país para protestar en contra de la violencia machista.

Facebook
Facebook

A la gente le tiene que interesar la vida de las mujeres y eso tiene que empezar por Peña Nieto (presidente de México), por los diputados, las funcionarias y por cada una de nosotras. El 24 vamos a mostrar la fuerza ”.

-Patricia-

Una gran iniciativa, no solo de ella sino de todas las personas que están alzando la voz desde hace muchos años en busca de visibilizar los problemas que enfrentan las mujeres por el simple hecho de ser mujeres. Ya es hora de que la mentalidad de todo un país -o más bien de todo el mundo- cambie.