Por Ignacia Godoy
14 septiembre, 2016

“El vehículo estaba provocando un incendio incontrolable”.

Como todas las tardes, Renita Smith se dirigía a dejar a los 20 niños pequeños que tenía a su cargo, a cada una de sus casas. Cuando, de la nada, escuchó unos sonidos raros que provenían del autobus escolar que manejaba. Al principio era parecido a un olor a gas, pero rápidamente se dio cuenta que no era así y reaccionó.

Una de las ruedas traseras del vehículo estaba provocando un incendio incontrolable y Renita Smith tenía que hacer algo al respecto. Impresionando a los vecinos y espectadores de la tragedia, Smith comenzó a sacar a todos y cada uno de los menores que se encontraban en el bus.

httpv://youtu.be/lQReDKXz4_c

“Cuando los llevo, son mis hijos hasta que los dejo con sus padres. Tengo que cuidar a cada niño, como si fueran los míos, así que eso fue lo que hice”

-Renita Smith, ABC News-

CNN News
CNN News

Mientras su autobus seguía en llamas que avanzaban rápidamente, Smith volvió a entrar al vehículo para mirar si todavía había algún niño dentro. Salió y el bus explotó.

“Corrí de vuelta para asegurarme de que no quedara nadie. Cuando salí era todo humo”

-Renita Smith, ABC News-

CNN News
CNN News

“Sin ella los niños no habrían sobrevivido”

-Fazlul Kabir, un testigo del accidente, ABC News-

Las autoridades no registraron a ningún herido y casi todos los niños fueron recogidos por sus padres de la escena del desastre.

Un ejemplo a seguir de buena voluntad y altruismo. Ojalá fuéramos todos como Smith.

Puede interesarte