Por Ignacio Mardones
13 mayo, 2016

«¡Vuelvo a tomar mi rol como madre! Me rehúso a ser desobedecida».

A veces los padres no aguantan más con la crianza de los hijos. A veces, simplemente pierden el control. Eso le ocurrió a una madre de EE.UU. que estaba harta de que sus pequeños fueran desobedientes e irrespetuosos. Al parecer lo había intentado todo, por eso vio como único recurso golpearlos donde más les duele: sus teléfonos celulares. Ella tomó su rifle, proclamó una sentida declaración y tiró del gatillo. No bastándole, se acercó a los aparatos destrozados y los hizo polvo con un gran mazo. Aquí puedes ver la escena completa:

httpv://youtu.be/GkfKPU9VS_M

La mujer no daba más y sacó su rifle para enseñarles una lección. Primero dio un discurso para que entendieran bien por qué lo hacía.

Se puede ver cómo los teléfonos revientan por el balazo. Esos chicos deben estar sufriendo con el show…

Y para demostrar que hablaba muy enserio, tomó un gran mazo y le dio con todas sus fuerzas a los celulares ya destrozados.

¿Crees que esta fue una buena manera de reaccionar?

Puede interesarte