Por Elena Cortés
16 mayo, 2016

Era uno de los clientes más frecuentes de la pizzería.

Sarah Fuller es la gerente del Domino’s Pizza que está en Salem, Oregon, Estados Unidos. Tanto ella como su equipo siempre han estado familiarizados con los clientes regulares que tiene la tienda y los pedidos que hacen. Un día el staff se percató de algo terrible:Kirk Alexander, de 48 años, dejó de ordenar por 11 días seguidos. Extraño para este cliente.

Captura de pantalla 2016-05-12 a las 12.59.46 p.m.
Facebook

El hombre había sido cliente regular de ese Domino’s por siete años seguidos. Sarah contó que siempre pedía alitas, pasta, sandwiches y a veces pizza entre la noche y madrugada.

enhanced-17880-1462991466-1 2
Kevork Djansezian

Llegó un día sábado y aún no llamaba para hacer su pedido regular. La gerente se preocupó así que envió a Tracey Hamblen, uno de las trabajadores, a la casa del hombre para saber si es que estaba bien

enhanced-buzz-2173-1462992960-25 2
Kevork Djansezian

Cuando el joven llegó a la casa de Alexander, tanto sus luces como la tele estaban encendidas, pero por más que este le tocara la puerta nunca hubo respuesta. Así que decidió regresar al local y llamar a la policía. Cuando llegaron a la casa escucharon que el hombre pedía ayuda. Al forzar la puerta, lo encontraron tirado en el piso así que lo llevaron al Hospital de Salem para estabilizarlo.

Sarah y el staff de la pizzería, le aseguraron a Buzzfeed que han ido a visitar a Alexander varias veces al hospital. No se detalló cuál fue el problema de salud que sufrió su cliente pero que es como familia y harían lo que fuera para ayudarlo.

enhanced-25933-1462991309-3 2
Kevork Djansezian

¡La pizzería le salvó la vida a Kirk! 

Puede interesarte