Por Ignacio Mardones
1 marzo, 2016

«Sam tiene un corazón muy grande y me ha hecho ser una mejor persona».

Sam tiene autismo, por eso siempre le dijeron que no podría encontrar empleo. Él buscó y buscó hasta que finalmente encontró a la persona que lo pudo ayudar: Chris, un gerente de Starbucks que confió en sus capacidades y le enseñó a servir café. Ahora hace lo que verdaderamente ama. No hay nadie más feliz que él atendiendo y sirviendo bocadillos. Gracias a un rasgo característico, se ha hecho famoso en las redes sociales. Y es que Sam baila mientras trabaja, así logra concentrarse y estar atento a la rutina que debe cumplir.

Ellen DeGeneres lo invitó a su programa, el chico desde hace años que es un gran fan y la animadora quería conocerlo en persona. Sam asistió con su jefe y contó cómo era su relación de amistad. Juntos le hicieron ver al público lo maravilloso que había sido conocerse. Ellen aplaudió y le hizo un maravilloso regalo que lo dejó en las lágrimas:

 

Chris le dio una oportunidad a Sam cuando nadie quería dársela. Y terminó siendo la mejor decisión que pudo haber tomado ¡Sam es genial en el trabajo!

El chico de 17 años se hizo conocido por bailar en sus turnos de trabajo, de esa forma logra concentrarse y rendir más

La relación de Sam con su jefe se transformó en una gran amistad:

«Él es un jefe increíble. Y también es un muy, muy buen amigo. No lo cambiaría por nada».

-Sam (barista Starbucks)-

Sam adora a su trabajo y siempre estará agradecido de Chris por haber confiado en él. Ya se han dicho lo mucho que se estiman y los dos saben que su amistad será duradera

«Sam tiene un corazón muy grande y me ha hecho ser una mejor persona». 

-Chris (jefe de Starbucks)-

Sam ha tenido un gran sueño: viajar a Japón. Y Ellen quiso cumplírselo, así que le regaló el pasaje

¡No puede estar más feliz!

Puede interesarte