Por Alvaro Valenzuela
5 junio, 2015

Creo que hicieron lo correcto.

Jessica-Anne Allen y su marido son dueños de un café en Queensland, Australia y un día recibieron una queja inusual de un cliente. Su molestia se debía a que había una mujer que estaba amamantando a su hijo recién nacido sin cubrirse y rogaba que le dijeran algo. Ellos se rehusaron a hacerlo entonces el personaje lo hizo por su cuenta.

large

@Mommy0f3

Pero cuando Jessica vio a la mujer avergonzada y triste, decidió echar del local al hombre diciéndole: “Este un café amigable con las mujeres que desean amamantar por lo que debe irse”. 

2937C77600000578-0-image-m-3_1433050587280

Supplied

“Me molesta que alguien se sienta capaz de decidir como actúa otro en público”, dijo la dueña del local. “No nos gusta que no se acepten nuestras políticas como local. Si a nosotros no nos importa a nuestros clientes tampoco debería molestarles”.

Con el tiempo, se corrió la voz sobre lo que sucedió en este lugar y la página de Facebook del local comenzó a recibir muchos mensajes de madres felicitándolos por defender sus derechos. Además, muchas mujeres con hijos comenzaron a visitar el lugar.

I’ve never been to your cafe but am so proud of the stance you took on the breastfeeding issue. Thank you so very much. You are wonderful people!

Posted by Chris Jervies on Tuesday, June 2, 2015

“Nunca he estado en su café, pero estoy muy orgulloso por la posición que tomaron ante el tema de amamantar. Muchísimas gracias. son personas increíbles”.

Thank you for standing strong on the right to carry out an absolutely natural action in public – feeding your baby!

Posted by Deanne Tyrrell on Tuesday, June 2, 2015

“Gracias por defender el hecho de llevar a cabo un acto absolutamente natural en público – ¡Alimentar a tu bebé!”

Well done on standing up for women’s breastfeeding rights! If I am ever in the area I will be sure to pop in 🙂

Posted by Leah Phillips on Tuesday, June 2, 2015

¡Muy bien por defender los derechos de las mujeres que quieren amamantar a sus hijos! Si alguna vez estoy en el área seguro voy a aparecer por ahí :-)”

Estoy de acuerdo con esta pareja, no deberíamos avergonzarnos porque las mujeres realicen algo completamente normal y natural en público como alimentar a sus bebés. No creo que sea una ofensa para el resto de las personas.

Puede interesarte