Por Felipe Carmona
2 mayo, 2016

Y el cable que utilizan es varias veces más delgado que un cabello humano.

Si tienes un smartphone, seguro también sufres a diario con la duración de tu batería y que, por ello, debes llevar contigo el cable para cargarlo a todas partes. Pero ¿me creerías si te cuento que existe una tecnología que podría poner a nuestra disposición una batería 400 veces más eficiente?

En una universidad estadounidense dieron con el invento… por accidente.

Steve Zylius / UCISteve Zylius/UCI
Steve Zylius / UCI

Los científicos de la Universidad de California en Irvine (UCI) experimentaban buscando un sustituto más seguro que las baterías de litio, que son altamente combustibles y no son tan duraderas como quisiéramos. Por ello, comenzaron probando con nano cables de oro, pero estos son demasiado frágiles y no aguantaban la presión de cargarse y luego descargarse.

Estos nano cables son miles de veces más finos que un cabello humano, pero son grandes conductores y muy buenos almacenando y transfiriendo electrones.

Youtube
Youtube

Los estudios habían avanzado poco hasta que la estudiante de doctorado Mya Le Thai probó ponerle una capa de gel de electrolitos que hizo mucho más resistentes a los nano cables y que las baterías pudieran rendir casi como nuevas durante más de 200 mil ciclos de carga y descarga.

El Consejero del Departamento de Química de la UCI, Reginald Penner, comentó a la revista Popular Science cómo  llegaron al hallazgo.

Mya estaba jugueteando y lo cubrió todo con una fina capa de gel antes de empezar el ciclo (de carga y descarga)… Descubrió que tan solo usando este gel podía someterlos a ciclos cientos de miles de veces sin que perdiera sus capacidades”

Era.fm
Era.fm

El resultado se probó durante 3 meses, notando que las fracturas que el nano cable sufría al utilizarse sin gel se veían notoriamente disminuidas cuando esta sustancia era aplicada. Los expertos explican que el óxido metálico en la batería la agrieta llevándola a destruirse tras unos 6 mil ciclos pero que este gel le da flexibilidad a los filamentos y le permite durar más de 200 mil ciclos.

Tras ser sometida a 200 mil ciclos de carga y descarga, la batería sólo perdió el 5% de su eficiencia.

Rajen Dutta / UCI
Rajen Dutta / UCI

De todas maneras, la llegada de esta tecnología a nuestros bolsillos tendrá que esperar bastante tiempo. Esto se debe, principalmente, al alto costo de producción que implica construir baterías con filamentos de oro. Aunque el equipo explicó que esperan probar los resultados con nano cables de níquel, un metal mucho más económico.

La descubridora del recurso, Mya Le Thai, destacó lo siguiente

“Esta investigación prueba que las baterías con nano cables de oro pueden tener una vida larga y que son una realidad.

Puede interesarte