Por Lolita Cuevas-Avendaño
21 septiembre, 2016

El paje fue nada más y nada menos que su hijo de dos años.

Nathan Philip, de 94 centímetros de altura, le propuso matrimonio a Laura Whitfield, de 1.30 metros de altura, un mes antes de que el bebé de ambos naciera. Los pronósticos no eran nada alentadores, pero el pequeño nación en medio de un ambiente lleno de amor. Los médicos lo llamaron «El bebé milagro», debido a que ambos padres son enanos y sus esperanzas de vida eran casi nulas. 

La boda de la pareja fue como sacada de un cuento de hadas. Su hijo fue el tierno paje que acaparó las miradas de todos.

38a4705e00000578-0-image-m-55_1474455679307-2
Fuente

Nathan II, nació con dos formas de enanismo: achondroplasia como su mamá y pseudoachondroplasia como su papá. Hasta hoy, es la única persona con «doble» enanismo que haya nacido en Gran Bretaña. Pero dos años y medio después, es la alegría de la casa y fue el portador de anillos en la boda de sus papás.

38a470fa00000578-0-image-m-36_1474455157111-2
Fuente
38a4711b00000578-0-image-m-34_1474454996719-2
Fuente

La historia de amor entre Laura y Nathan, de 26 y 37 años de edad respectivamente, inició cuando se conocieron durante las funciones que ofrecieron durante las presentaciones de la obra de Blancanieves, en Sunderland, Reino Unido.

Después se enamoraron, se embarazaron y decidieron casarse rodeados de familiares y amigos cercanos.

38a4722b00000578-0-image-a-46_1474455494119-2
Fuente
38a4722700000578-0-image-a-40_1474455315867-2
Fuente

Cuando el momento de la GRAN PREGUNTA llegó, Laura lo sospechaba y tenía miedo de estallar en risas frente a él, como sucede cuando está nerviosa. Pero en lugar de eso, fue una petición llena de amor, romanticismo y alianza.

La boda fue simplemente mágica. Esperaron a que Nathan II fuera lo suficientemente mayor para poder llevar los anillos hasta el altar los anillos que representan su unión. Pero a pesar de los ensayos y todos las conversaciones previas al evento, el pequeño decidió que no quería llevar más los anillos y terminó por arrojarlos en plena ceremonia. 

38a4723300000578-0-sealed_with_a_kiss_the_happy_couple_celebrate_becoming_husband_a-m-51_1474455641363-2
Fuente
38a4727000000578-0-rachel_wore_an_800_designer_dress_as_the_couple_exchanged_their_-m-38_1474455287882-2
Fuente

Fue tan divertido como esperado, porque estos papás saben perfectamente que a su pequeño le encanta robar el show.

Desde la distancia de los recuerdos llegan al momento en que supieron que estaban embarazados. Fue un difícil momento para la pareja al verse abrumados por decenas de opiniones de sus conocidos que les decían que lo mejor sería abortar. Incluso los médicos llegaron a considerar esa opción, debido a las complicaciones de salud durante ese periodo. 

38a4728200000578-0-image-m-49_1474455562443-2
Fuente
38a4729300000578-0-image-m-53_1474455658390-2
Fuente

Pero la pareja agotaría hasta el último recurso para poder ver a su hijo nacer.

Cuando nació, todo era incierto y no había más que incertidumbre. Esperaban que su bebé estuviera con ellos sólo algunas horas, pero todos lucharon contra todo pronóstico negativo y sobrevivió. Ahora lleva una vida prácticamente normal, a pesar de su «doble enanismo». 

38a472a800000578-0-image-m-42_1474455367389-2
Fuente
38a472b300000578-0-image-a-44_1474455454263-2
Fuente

¿Qué opinas de esta historia de lucha y llena de romanticismo? 

Puede interesarte