Por César Ruiz
17 febrero, 2016

No están a la moda, pero sí son unos héroes.

Los códigos de vestimenta en las escuelas tienen sólo un gran beneficio, ayudan a eliminar las diferencias de clase social que pudieran presentarse entre los alumnos si uno viste mejor que el otro, o uno presume de tener prendas más costosas que sus compañeros. Aunque también se debe reconocer que esas normas son demasiado estrictas y limitan la libertad de los jóvenes para decidir sobre su persona.

Son como bombas de tiempo, pues todos sabemos que entre más le nieguen una cosa a alguien, más va a buscar tenerla.

Eso es lo que pasa en Buchanan High School en California, Estados Unidos, donde después de que se prohibió que los hombres usaran piercings y llevaran el pelo largo, los estudiantes de ambos sexos se unieron para protestar: los varones se pusieron vestidos y las mujeres camisas largas y ropa «hecha para caballeros».

Fuente
Fuente

Eso llamó la atención de la Asociación Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) quien dijo que el código de vestimenta de esa escuela pública podría ser ilegal.

Uno de los principales promotores para cambiar el código de vestimenta es William Pleasant, a quien le fue negada la inscripción a la escuela debido a su cabello largo.

«Quiero saber porque las chicas pueden tener cabello corto pero los hombres estamos obligados a tener el pelo corto».

Además se inició una petición en línea para exigir que la escuela cambie sus políticas y que adopte un código de vestimenta neutro.

Aunque dos alumnas fueron llamadas a la dirección por portar camisetas con la leyenda «el código de vestimenta apesta», dijeron que tanto ellas como otros estudiantes aprovecharon la situación para tener discusiones productivas con los profesores sobre el tema en cuestión.

nick and all the other boys that wore dresses looked beautiful today!!! #dresscodesucks #cusddresscodesucks

A photo posted by Nina Bash her in the face (@ninabasher) on

Parece que la protesta de estos jóvenes -hombres y mujeres- es genuina. Tener el cabello corto o largo no te hace menos inteligente, es cuestión de gustos. Algo que tal vez las autoridades escolares ya debieron haber aprendido hace tiempo.

Puede interesarte